Bacterias

¿Se pueden tener bacterias en los pulmones?

¿Qué conocemos de nuestros pulmones? Sabías que se pueden tener bacterias en los pulmones. Toma nota de estas recomendaciones.

Bacterias en pulmones
Las bacterias en tus pulmones

Las bacterias en los pulmones son vistas como una gran amenaza a nuestra salud. De hecho, enfermedades complejas, como la neumonía y la tuberculosis, consisten en infecciones bacterianas que afectan al tracto respiratorio. No obstante, en nuestros pulmones, también habita una comunidad de bacterias “benéficas” que colaboran con nuestra respuesta inmunológica ante numerosas patologías, inclusive las de origen bacteriano. A continuación, hablaremos un poco más sobre la microbiota pulmonar y su importancia para nuestro equilibrio inmunológico.

¿Qué es la microbiota pulmonar y por qué no siempre es malo tener bacterias en los pulmones?

Durante varios siglos, se ha creído que un pulmón sano era sinónimo de un pulmón estéril. O sea, que para permanecer sanos y productivos a lo largo de nuestras vidas, los pulmones deberían estar “limpios”, libres de bacterias y otros microorganismos. Sin embargo, recientes estudios están demostrado que se trata de un gran mito.Bacterias

Así como la flora intestinal cumple roles claves para la digestión y respuesta inmunológica, la microbiota pulmonar no solo existiría, sino que sería necesaria y deseable. Principalmente considerando que, con el rápido y progresivo fenómeno de urbanización/industrialización, nos exponemos a un número cada vez más grande de microorganismos, ya sea a través del aire, del agua o de los alimentos.

No obstante, ello no significa que estos microorganismos pueden instalarse libremente o fácilmente en el tracto respiratorio. Nuestro cuerpo está dotado de mecanismos específicos para controlar la reproducción de bacterias en los pulmones. Desde la tráquea hacia abajo, encontramos barreras físicas cuyo objetivo es evitar el acceso de agentes potencialmente patógenos en el tracto respiratorio inferior.

Precisamente estos mecanismos también garantizarían el equilibrio de la microbiota pulmonar. Y cuando esta se encuentra en un estado balanceado, sería capaz de impedir que otras bacterias dañinas se alojen en los pulmones y se proliferen en exceso, conllevando a una neumonía.

Composición de la microbiota pulmonar: por qué cada pulmón es un mundo

También se viene demostrando que la microbiota pulmonar no es uniforme y puede variar de forma significativa entre los individuos. Su composición estaría relacionada con numerosos factores ambientales y con el estilo de vida de cada persona.

La región geográfica, el clima, las condiciones del lugar donde vive, la convivencia con animales, la exposición a elementos contaminantes. Estos son solo algunas de las variables que podrían definir y alterar la diversidad de la comunidad de bacterias en los pulmones. Además, se estima que guarda una estrecha relación con la microbiota digestiva.

También son múltiples los factores que pueden provocar un desequilibrio en la microbiota del tracto respiratorio. Desde infecciones virales y el debilitamiento del sistema inmunológico, hasta el tabaquismo y el uso excesivo (o prolongado) de antibióticos. Además de favorecer la reproducción de agentes patógenos, estos desequilibrios favorecen el desarrollo de alergias y enfermedades respiratorias crónicas, como el asma y el EPOC.

Aún queda mucho por descubrir sobre la composición de la microbiota pulmonar, y el tema despierta interés entre los investigadores. Pero una cosa parece estar clara: sí existen bacterias en los pulmones, y no siempre ello es un síntoma de enfermedad. Al parecer, son ellas que, mediante un delicado equilibrio con todos los demás componentes y mecanismos de nuestro organismo, ayudan a conservar nuestra óptima salud.

Lo último en Salud

Últimas noticias