¿Es posible detectar la Covid-19 en 15 minutos con la misma fiabilidad que una PCR? Conoce cómo funcionan los nuevos test rápidos de antígenos

¿Es posible detectar la Covid-19 en 15 minutos con la misma fiabilidad que una PCR? Conoce cómo funcionan los nuevos test rápidos de antígenos
Test @Getty

El camino más rápido para atajar un aumento de los contagios cuando hay un caso de Covid-19 es la rapidez a la hora de tomar medidas y decisiones con el fin de frenar el virus. Llevamos más de siete meses acompañados por una enfermedad hasta ahora desconocida, pero si algo hemos debido aprender en este tiempo de pandemia es que ganar tiempo al coronavirus es clave. Y para actuar con rapidez el diagnóstico es clave. Mientras llega esa ansiada vacuna, la evidencia científica nos sigue dando pistas poco a poco de la forma más eficaz de tratar la enfermedad y, en paralelo, la tecnología evoluciona para ofrecernos nuevos métodos para detectar lo antes posible la enfermedad y evitar nuevos contagios.

Desde Quirónprevención, compañía de prevención de riesgos laborales del grupo Quirónsalud, que desde que comenzara la pandemia ha realizado alrededor de 450.000 pruebas diagnósticas, defienden la importancia de definir qué pruebas son las más adecuadas en cada caso para determinar si una persona está infectada o no, ya ha pasado la enfermedad o presenta algún grado de inmunidad frente a la misma.

Y en ese sentido, en las últimas semanas acaban de incorporar el test rápido de antígeno, una nueva prueba que permite la detección del virus desde inicio del contagio con una alta fiabilidad, similar a los que ofrece una PCR, pero con la ventaja de ofrecer los resultados en apenas 15 minutos. Un hecho que permite una mayor agilidad en la toma de decisiones, no sólo a nivel individual sino también colectivo, dado que permiten determinar si existen brotes en un momento concreto y lugar.

Los tests rápidos de antígenos, recién lanzados al mercado y ya recogidos en el   documento de Estrategia de detección precoz, vigilancia y control de Covid-19 del Ministerio de Sanidad, detectan una proteína del virus para determinar si alguien está actualmente infectado. Debido a que las pruebas de antígenos proporcionan información esencial en un momento del ciclo de la infección en el que las personas corren el mayor riesgo de propagar la enfermedad, dichas pruebas pueden ser una herramienta potente para frenar la propagación de la infección.

El Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III ha realizado estudios de validación de una de esta nueva técnica de diagnóstico recientemente comercializada aprobada por la FDA y con marcado CE dando unos resultados de sensibilidad de 98,2% y especificidad mayor de 99% en pacientes sintomáticos con 5 o menos días de evolución, y una sensibilidad de 93,3% en pacientes con 7 días o menos de evolución. Además, los datos de los estudios sugieren que en asintomáticos la sensibilidad también podría ser alta. 

Elegir la prueba más acertada según la situación

No obstante, desde Quirónprevención también consideran necesario ponerse en manos expertas a la hora de elegir la prueba adecuada y, advierten, además, que erróneamente se tiende a pensar que hay unas pruebas mejores que otras. “Esto no es así porque son diferentes y dependerá de la situación en la que nos encontremos en un determinado momento o de qué y cómo queramos estudiar o analizar”, detallan desde la compañía, que ha comenzado a comercializar estos nuevos test en todos sus centros. “Para determinar si una persona está infectada en un momento determinado, se tiene que hacer una prueba PCR o el nuevo test rápido antigénico”.

No obstante, desde Quirónprevención detallan algunos supuestos que debemos tener en cuenta:

  1. Si queremos saber si hemos pasado la infección se han de realizar pruebas que determinen la presencia de anticuerpos –la presencia de anticuerpos IgG indica infección pasada– pueden hacerse tests rápidos o serología ELISA/CLIA.
  2. Si queremos saber si en una población determinada hay presencia de casos sintomáticos o asintomáticos que puedan suponer una situación de brote o un riesgo de contagio social tenemos dos opciones. Por un lado, hacer PCR (o test antigénicos) directamente o, por otro lado, hacer tests serológicos y realizar PCR solo a aquellos individuos que tengan anticuerpos IgM sin haber desarrollado todavía anticuerpos IgG.
  3. Si lo que buscamos es saber que grado de protección tiene una población determinada, debemos hacer pruebas serológicas y determinar qué porcentaje de población tiene anticuerpos IgG.

De todos modos, explican, “el escenario ideal sería combinar de forma secuencial, test rápidos –por su rapidez y asequibilidad–, test serológicos de tipo cuantitativo –para determinar la carga inmunitaria– y PCR o Test Rápido de Antígeno en determinadas situaciones y a través de una estrategia epidemiológica integral de determinación de la huella inmunológica de la Covid-19 y para la identificación de los casos potencialmente portadores”.

Hay un positivo en la plantilla, ¿qué decisión tomamos?

Desde Quirónprevención, como expertos en salud laboral, también inciden en la importancia de actuar con diligencia en las empresas –ya sean oficinas, espacios de ocio y cultura o fábricas, entre otros–, como herramienta clave para frenar los contagios entre la plantilla. Si no se toman las decisiones apropiadas en el momento justo, es posible que haya más de un caso de coronavirus o, incluso, rebrotes entre los empleados que afectarían de manera negativa al normal funcionamiento de la actividad empresarial.

En ese sentido, resulta fundamental establecer un plan de actuación para la reincorporación a la actividad post coronavirus en el que se detallen las distintas acciones que la compañía va a llevar a cabo para garantizar la seguridad y salud de sus trabajadores teniendo en cuenta medidas higiénicas básicas, de distanciamiento interpersonal, medidas organizativas, medidas de prevención del riesgo de difusión o contaminación, medidas de prevención del personal especialmente sensible, y medidas de actuación ante la sospecha o activación de un posible caso”, explican los profesionales de prevención.

No es un hecho baladí, llaman la atención los especialistas de esta compañía que en estos meses ha diseñado cientos de planes de contingencia a medida para mantener a salvo las plantillas de empresas de sectores muy diversos, que “el mayor riesgo para la salud y la aparición del Covid-19 es la relajación en la adopción de las medidas contempladas en el mismo. Y para que esto no ocurra, conviene contar también con un Plan de Continuidad que se encargue de la supervisión y adaptación continua de los protocolos a seguir”.

Lo último en Salud

Últimas noticias