Alimentos

La mejor manera de limpiar las frutas y verduras para no dañar la salud

La mejor manera de limpiar las frutas y verduras para no dañar la salud
lavar frutas

Sabemos que tanto frutas como verduras son algunos de los alimentos que más pululan por la cocina. Y es que son altamente saludables y poseen variedad de nutrientes. Pero en especial tales épocas debemos tener más cuidado de estos y poner mayor atención a la manera de limpiar las frutas y verduras para no dañar la salud. ¡Es bien sencillo!

Se recomienda comprar solo en comercios o mercadillos controlados que vendan productos con la trazabilidad reglamentaria.

Cómo limpiar las frutas y verduras

Lavar las frutas siempre

Los expertos de TK Home Solutions recomiendan que se laven antes, y sí también antes de pelarlas. Así evitamos suciedad y que ciertos microbios entren en el fruto al pelarlo. Basta con ponerlas bajo el chorro del grifo, sin jabón ni lejía ni otros productos desinfectantes y justo antes de comerlas.

Retirar las partes dañadas

Siempre que vamos que están mal, sólo debemos retirar las zonas golpeadas, con algún daño u orificio, retirarlas con un cuchillo después del lavado.

Cómo las secamos

Una vez lavadas, pasarles un papel de cocina o un paño limpio. Es bien fácil lavar y también secar.

Cepillo

Las frutas y hortalizas de carne firme, como la sandía o el pepino, deben frotarse con un cepillo específico.

Hierbas aromáticas

No hay que olvidar el perejil, el cilantro, la albahaca… Es importante lavarlos igual que el resto de las frutas y verduras.

Ensaladas

Tanto la lechuga o las espinacas, y alimentos que vayamos a consumir con piel, como el pepino o el calabacín, hay que lavarlos al chorro del agua.

Guardar las sobras

Las ensaladas envejecen mal y no congelan bien. Si llevan añadido huevo, pollo, jamón, atún o pasta, se deben comer antes de que pasen 3 días en la nevera.

Refrigerar

Si son frutas y verduras cortadas, peladas o precocinadas, de deben refrigerar y guardarlas siempre separadas del resto de alimentos tanto cocinados o crudos.

Consejos

  • Mejor no comprar en mercadillos donde la fruta está cortada y expuesta al sol
  • También es mejor descartar tiendas en las que la temperatura ambiente sea muy elevada
  • Si se compran verduras o frutas cortadas o embolsadas, vigilar que estén en frigoríficos
  • Las medias sandías o medios melones deben estar recién cortados, con la carne firme, cubiertos con papel transparente y preferiblemente refrigerados.
  • En el carrito o en las bolsas de la compra, separar las frutas y verduras de otros alimentos que compremos en aquel momento.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias