Sexualidad

¿Has oído hablar de la petitemort?

El sexo nos produce diferentes sensaciones y emociones. Entre ellas está lo que se conoce como la ‘petitemort’. ¿En qué consiste este momento?

Tras el sexo, la petitemort
¿En qué consiste la petitemort?

La petitemort (del francés, “la pequeña muerte”) se refiere al período después del orgasmo y significa un breve debilitamiento de la conciencia, es decir, al corto período post coito que genera una sensación de felicidad o, por el contrario, de melancolía. Según la psicología, se trata de una pérdida del “sentido del Yo” post  coito, así como una decepción frente a la culminación del éxtasis. Pero la pequeña muerte también tiene sus bases científicas y, al parecer, una de sus responsables es la oxitocina, la hormona del amor y del sexo.

La petitemort según la psicología

Los filósofos se han referido a este período como a una pérdida psicológica desencadenada por la liberación de la tensión física que genera el orgasmo. Pero el clímax no es solo una experiencia carnal, sino también emocional y espiritual. Porque el sexo no solo nos conecta con el otro, sino con nuestro propio ser.

Esta situación deriva del momento en el que, arrebatados por el momento del orgasmo, nos entregamos completamente y perdemos el control. Estar poseídos por el sexo durante esos minutos nos hace perder los sentidos psíquicos por breves instantes, para luego retomar la consciencia y sentirnos exhaustos y confundidos.

Tanto para el hombre como para la mujer, el orgasmo se relaciona con una pérdida de energía. Pero la petitemort también se asocia a un sentido de riesgo. Para el hombre, implica su posible incompetencia sexual y el sentido de su masculinidad. Para la mujer, implica un posible embarazo y el temor de no haber complacido totalmente a su pareja, entre otros factores.Pareja en la cama

¿Cómo se siente la petitmort?

El clímax sexual es la liberación de las tensiones acumuladas durante el acto sexual y esto causa un “off” en los sentidos, lo cual causa que afluyan sensaciones de plenitud y felicidad, como lágrimas y risas de alegría. Pero esto también conlleva una reacción natural ante la descarga de emociones reprimidas, como la culpa y la tristeza.

En un momento de gran intensidad como es el orgasmo, estas sensaciones nos desbordan y necesitan manifestarse, incluso en contra de nuestra voluntad. Esto se conoce como disforia postcoital y tiene asimismo mucha relación con la finalización de las sensaciones placenteras que provoca el sexo.

La petitemort tiene además sus bases científicas. El sexo libera oxitoxina, llamada “la hormona del amor”, pues es la responsable de generar un sentimiento de felicidad y de conexión con la pareja luego del coito. Pero además, es la que causa el desencadenamiento de las emociones que no podemos reprimir, como la risa y el llanto.

¿Qué opinas sobre la petitemort? ¿La has experimentado? Déjanos tus comentarios sobre tus experiencias y comparte en las redes y debate sobre este interesante tema sexual.

Lo último en Salud

Últimas noticias