Estiramientos para dormir

Los estiramientos para relajarte y dormir plácidamente

Los estiramientos para relajarte y dormir plácidamente
Los estiramientos para relajarte y dormir plácidamente

Descansar bien es fundamental para comenzar el día siguiente con la energía necesaria para realizar las tareas que nos estén esperando. Sin embargo, muchas veces no dormimos como se debe porque no estamos lo suficientemente relajados cuando vamos a la cama, trasladando a ella la tensión que hemos ido acumulando durante las últimas horas. Te contamos algunos de los estiramientos para relajarte y dormir plácidamente.

La mejor forma de evitar que pase esto es llevar a cabo una serie de estiramientos para relajarnos antes de acostarnos, asegurándonos así que el cuerpo se encuentra en un estado de tranquilidad absoluta que ayude a tener una noche agradable, y sin futuros dolores.

A continuación vamos a repasar hasta cinco técnicas de estiramiento que deberías adoptar en casa, cada una de ellas orientada a un grupo muscular en particular, gracias a las cuales conseguirás combatir esa tensión que se acumula con las obligaciones, y que desaparezca.

Estiramientos para relajarte y dormir

Estiramientos de cuello

Ésta es una de las zonas que tiende a contracturarse con facilidad durante la noche, por lo que hay que estirar tanto cuello como hombros, especialmente las personas que trabajan con un ordenador, en una oficina o en su hogar.

Es que esos largos ratos de permanencia frente al ordenador hacen que contraigamos constantemente nuestros músculos, así que tienes que alinearte con rectitud, y comenzar a mover el cuello despacio en todas las direcciones, casi como dejándolo caer, hasta que sientas que estás más distendido. En horario diurno, se recomienda hacer esto cada aproximadamente una hora.

Torsión de columna

Al sufrir directamente buena parte de la tensión que padece el resto del cuerpo, es conveniente sentarte en una silla sin respaldo, y girar la columna hacia ambos lados, involucrando además caderas, pectorales y hasta el cuello, quitándole esa rigidez que no le hace ningún favor.

Estiramientos de pectorales

Si vas al gimnasio seguro que conoces los estiramientos de pectorales pero, si no es así, nada más necesitas buscar una puerta, poner un antebrazo a cada lado, y avanzar con el tronco hacia adelante. Notarás que los músculos del pecho se estiran, y más de lo que pensabas.

Arqueo de espaldas: el gato y la vaca

El gato y la vaca son dos de las figuras clásicas de estiramiento para la parte baja de la columna y, básicamente, consisten en recostarte o ponerte en cuatro patas, e ir arqueando la espalda alternadamente hacia arriba y hacia abajo.

Estiramientos abdominales: el camello

Ya panza arriba, el objetivo es que los músculos abdominales salgan de la presión que se les ejerce, elevando el cuerpo en su región central. Puedes ayudarte con una silla o intentarlo en otra posición, pero lo importante es que estires, creando una “joroba” con ellos.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias