Alimentos

Una dieta rica en nueces puede mejorar la cognición de los mayores

un estudio que concluye que una dieta rica y basada en nueces aporta beneficios para los mayores.

Está claro que a medida que nos hacemos mayores reducimos nuestra capacidad cognitiva.
Una dieta basada en nueces puede mejorar la cognición en personas mayores

Investigadores del Hospital Clínic-IDIBAPS han coordinado un estudio que concluye que una dieta rica y basada en nueces aporta beneficios para los mayores.

En concreto, esta investigación, publicada en el American Journal of Clinical Nutrition y coordinada por el doctor Emili Ros del Clínic, demuestra que una dieta enriquecida con nueces puede mejorar la cognición y la percepción de este grupo de población.

Estrés oxidativo

Está claro que a medida que nos hacemos mayores reducimos nuestra capacidad cognitiva. Esto se relaciona con un empeoramiento de la cognición asociado a la edad. Algunos estudios han dado a conocer que las dietas ricas en agentes antioxidantes pueden llegar a frenar el deterioro cognitivo.

En esta línea, y según el Clínic, la ingesta de ácidos grasos omega-3, como el DHA, disminuye tanto el riesgo cardiovascular como el riesgo de deterioro cognitivo. En este estudio demuestran que la dieta mediterránea enriquecida con aceite de oliva virgen extra o con frutos secos contrarrestaba el deterioro cognitivo de la edad.

Los beneficios de las nueces

Las nueces son frutos secos que aportan cantidad de beneficios para nuestra salud en general. En este sentido, cabe destacar que aportan ácido alfa-linolénico (omega-3 vegetal) y polifenoles, entre otras vitaminas y minerales buenos para el organismo.

Conclusiones del estudio

La investigación, que agrupó a 636 participantes con una edad entre 63 y 79 años de dos centros: el Hospital Clínic de Barcelona y la Universidad de Loma Linda (California), no pudo concluir que había un efecto significativo sobre la cognición tras dos años de suplementación con nueces.

Pero el análisis de los resultados por centro demuestra que hubo una influencia positiva entre el consumo de nueces y el rendimiento cognitivo en los participantes de Barcelona, ​​pero no en los del otro centro.

En las personas que estaban en el grupo control se observó que había un aumento de la actividad en regiones del cerebro que no están relacionadas con la funcionalidad. Así se concluye que los frutos secos pueden retrasar el declive cognitivo en aquellas personas que tienen un riesgo elevado.

Por tanto, se quiere incidir nuevamente en más estudios sobre la población más desfavorecida, que es en la que el beneficio puede ser más importante, según ha concluido el estudio.

 

Lo último en Salud

Últimas noticias