Cáncer de mama

Cosas importantes sobre la mamografía

La mamografía sigue siendo la herramienta más útil y eficaz en la detección primaria del cáncer de mama. Aquí vemos algunas pautas importantes.

Mamografía
Lo que debes saber sobre la mamografía

La mamografía sigue siendo, en la actualidad, la herramienta más eficaz para la detección primaria del cáncer de seno. Este es el tipo de cáncer más común entre las mujeres a nivel global, representando alrededor de 16% de todos los canceres femeninos. Según la OMS, el cáncer de mama también se encuentra entre los que registran mayores tasas de mortalidad anual. Afortunadamente, la detección temprana permite elevar significativamente el índice de recuperación, que supera los 60% en países con ingresos medios y altos. A continuación, repasamos 5 informaciones clave sobre la mamografía y su rol clave en el diagnostico del cáncer de seno.

5 cosas que necesitas saber sobre la mamografía

¿Qué es la mamografía?

La mamografía es un estudio médico que consiste en la toma de una serie de radiografías del seno. Un profesional capacitado en su realización ubicará correctamente el paciente frente a una máquina de rayos X específica. A partir de la exposición local a una baja dosis de rayos X, se logra capturar imágenes de la estructura interna de las mamas.

Esta máquina posee placas de plástico resistentes que garantizan que el seno permanezca inmóvil y en la posición adecuada para obtener radiografías nítidas. También se emplean elementos de protección para que el paciente no se exponga a la radiación en otras partes de su cuerpo, especialmente en el rostro y la cabeza.Maquinaria mamografía12

¿Por qué es tan importante?

Las imágenes obtenidas a través de la mamografía permiten a los médicos detectar el cáncer de mama en sus primeras etapas. De hecho, con estas radiografías, es posible detectar el cáncer hasta tres años antes de que empiece a mostrar señales perceptibles, como los nódulos palpables.

El diagnostico temprano es el mejor aliado en el combate al cáncer, incrementando significativamente las chances de cura mediante tratamientos oncológicos o intervención quirúrgica. Entonces, literalmente la mamografía puede salvarnos la vida.

¿La mamografía duele?

La verdad es que muchas mujeres sienten alguna molestia durante la realización de la mamografía. Ello se debe fundamentalmente a la presión ejercida por las placas de plástico para mantener el seno inmueble. Pero es importante resaltar que no es un procedimiento invasivo, ni genera dolor agudo. La sensación incómoda se alivia inmediatamente tras la conclusión del estudio, que generalmente no tarda más de 20 minutos en realizarse.

¿Existen riesgos o desventajas en la mamografía?

La única desventaja de la mamografía es que, lamentablemente, aún no resulta 100% eficaz. Eventualmente, el tejido de las mamas puede “ocultar” los tumores, no permitiendo su visualización en las radiografías. Estos casos representan una minoría y se conocen como falsos negativos.

¿Cuándo debo hacer una mamografía?

Lo ideal es que, a partir de los 40 años, todas las mujeres hagan al menos una mamografía a cada año. Pero si existe algún factor de riesgo, puede ser recomendable empezar a realizarla a más temprana edad. Por ello, lo más importante es que todas las mujeres cuenten con la orientación de un ginecólogo a lo largo de toda su vida, y hagan los estudios necesarios para certificar su buen estado de salud general.

Lo último en Salud

Últimas noticias