La planificación es la clave de una dieta saludable

Claves para perder los kilos que se han cogido durante la Navidad

Los expertos recomiendan aprender de lo pasado y trabajarlo durante todo el año para los próximos momentos de alta exposición culinaria

Los mejores tips para bajar de peso después de los 40

La dieta que ha seguido Isasaweis para adelgazar 20 kilos

claves para perder peso
Las frutas son grandes aliadas por su riqueza en vitaminas y minerales.

¡Otra Navidad más! ¿cuántos de vosotros lamenta no haber tenido un poco de control cuando estaban frente a la mesa estas pasadas Navidades?

En KilosOut trabajamos los buenos hábitos todo el año para que sepamos como manejar, fiestas, situaciones y épocas del año donde parece que si no te pasas con la comida y la bebida, no eres lo suficientemente divertido ó no lo disfrutas con misma la felicidad que los demás.

Trabajamos la alimentación consciente, el conocer los limites de cada uno, la biología de nuestro cuerpo, cómo, cuando, cuanto y porque. La planificación es la clave de una alimentación nutricionalmente saludable, y en Navidades ésta debe ser meditada y organizada con tiempo, para evitar que luego no sólo lamentemos la subida de peso en Enero, sino los problemas de salud que pueden acarrear estos «atracones».

Pero ya ¡no vale la pena lamentarse!, mejor aprender de lo pasado y trabajarlo durante todo el año para los próximos momentos de alta exposición culinaria.

Así que una vez recuperada nuestra rutina y siendo conscientes de lo pasado, vamos a ponernos en acción para bajar esos kilos de más que nos trajeron los Reyes Magos.

• Lo primero, hacer desaparecer de casa y de tu alcance todo resto de Navidad. Desde el árbol, aunque no engorde, a la ultima bolsa reservada de peladillas ó el último trozo de Roscón. Para qué tener tentaciones en la cocina y más aún cuando estas «débil» porque has dado rienda suelta a tu cerebro a recibir azúcar e hidratos de carbono refinados… pasemos el «mono» sin exponernos.

• Segundo y no menos importante, volvamos a la rutina del ejercicio si la habíamos aparcado y sino fue así vamos a no dejar pasar ni un oportunidad para darle al cuerpo movimiento… sube las escaleras de casa, baja un parada antes de tu destino de metro ó autobús, aparca un poco más lejos… os simplemente cuida mucho el evitar el sedentarismo!

• ¡¡¡Bebe!!! Y no vino por favor, Agua, Agua y Agua… sola o con frutas, a modo de infusiones, caldos o lo que más te apetezca. Hidrata ese cuerpo enfadado contigo por los excesos de alcohol, vuelve a tus buenas costumbres de tener una botellita cerca y regala a tus riñones filtrar agua por favor.

• Vigila el tamaño de las raciones, si vienes de haberte excedido mucho, tendrás al principio que controlarte porque tu estomago te pedirá a gritos que lo llenes como las pasadas semanas. Control y sírvete en el plato lo que vas comer y nada de picoteos.

• Y por último y no menos importante que todo lo anterior, ¡cuida lo que comes! Llena tus platos de verduras de temporada, crucíferas (col, kale, coliflor, brécol…) magnificas para depurar y desintoxicar tu organismo gracias a su alta concentración de calcio y fibra. Disfruta de las ricas alcachofas que son diuréticas y favorecen la desintoxicación hepática atenuando el impacto de los tóxicos sobre el hígado. Cítricos: naranja, limón, mandarina, pomelo… son la primera defensa contra los radicales libres, ya que protegen las lipoproteínas de la oxidación. También nos ayudan a regular los niveles de glucosa sanguínea. Toma Apio que ayuda a la disminución del ácido úrico y los residuos tóxicos, nos ayuda en el transito intestinal gracias a su alto contenido en fibra y tiene un efecto protector sobre las vías urinarias. Llena tus comidas de ajo y cebolla, ricos también en antioxidantes, nos ayudan a reducir triglicéridos y colesterol y son muy purificadores.

Repite varias veces a la semana pescado azul en tus comidas, ricos en ácidos Omega 3 que dará energía a tu corazón, mejorara la sensibilidad a la insulina y el metabolismo de la glucosa. Y por último, que las legumbres y los cereales integrales estén presentes en tu alimentación, ricos en fibra que ayudan a combatir la obesidad ya que reducen la absorción de grasas y azúcares.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias