Podemos y las mujeres indígenas desplazadas por el cambio climático

opinion-liberal-enfurrunada-clave-interior

Cambios climáticos ha habido desde que existe nuestro amado planeta tierra, dicen que la glaciación más reciente acabó hace sólo 12.000 años. Desde comienzos del siglo XIV hasta mediados del XIX vivimos la Pequeña Edad de Hielo, que puso fin a una era extraordinariamente calurosa llamada Óptimo Climático Medieval. Hay una parte de comunidad científica muy respaldada por gran cantidad de activistas, políticos e incluso grandes empresas, que sostienen que el calentamiento actual está causado por la actividad humana y el resto de científicos que opinan que no existe tal calentamiento o que, de existir, no es tan acusado ni debido únicamente a la influencia del hombre, son obligados a permanecer callados para no ser tachados de locos por los activistas medioambientales que viven muy bien gracias a los chiringuitos que los políticos les han montado para atraer los votos de sus movilizados simpatizantes.

Hace sólo un par de años Íñigo Errejón participó en un acto sobre "Populismo, crisis ecológica y cuidados" organizado por una plataforma de militantes de Ahora Madrid. En su discurso el podemita hizo hincapié en que, entonces que gobernaban en los ayuntamientos de las principales capitales, tenían que crear y financiar entidades en las que colocar a sus militantes y simpatizantes y así desarrollar una "estructura económica autónoma" capaz de acoger más tarde a los "cuadros militantes" que entonces estaban "dedicados a trabajos institucionales" ya que "la militancia no se sostiene sólo del aire". No fuera a pasarles como a los peronistas argentinos que “al perder el gobierno Kirchner y ganar las elecciones Macri ya no hay estructura para sostener tanta militancia". A modo de ejemplos, Errejón habló de "clubes de montaña, agrupaciones juveniles, espacios culturales, casetas de fiestas, asociaciones deportivas, grupos de música…". Y a Pablo Iglesias se le ha ocurrido un órgano para acoger a “mujeres indígenas” desplazadas por el cambio climático.

Suena cómico, pero no es broma. El Boletín Oficial de las Cortes Generales del pasado día 13 de septiembre recoge la proposición no de ley 162/000069 del Grupo Parlamentario Unidas Podemos – En Comú Podem – Galicia en Común, en la que instan al Gobierno a crear un organismo público que se dedique a gestionar la acogida de "migrantes ambientales" que son "desplazados" por los efectos del cambio climático. Los podemitas quieren que este nuevo ente sostenido con el dinero de los contribuyentes, ponga mayor énfasis en recibir a mujeres y especialmente de "comunidades indígenas" por su alta "vulnerabilidad". El organismo estaría bajo la coordinación de los Ministerios de Transición Ecológica, Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, así como representantes de los gobiernos autonómicos y entes locales, científicos expertos y “agentes sociales". Blanco y en botella.

No creo que nadie dude de que debemos cuidar el medio ambiente y ayudar a los más desfavorecidos. Todos respaldamos que nuestro país preste su apoyo cada vez que ocurren desastres naturales, inundaciones, tormentas, sequías, hambrunas y cualquier tipo de crisis humanitarias. Ya no existe tanto consenso sobre que la Convención de Ginebra que establece el estatus de los refugiados tenga que ampliarse con una nueva categoría de desplazados medioambientales, como desea Podemos, ya que muchos opinan que esto supondría un importante perjuicio para las categorías actualmente reconocidas, además de que influiría en la atribución de responsabilidades sobre las personas desplazadas. Pero del mismo modo tampoco puede nadie dudar de que crear en España un organismo para el seguimiento de los planes de acogida de las mujeres indígenas desplazadas por el cambio climático es la forma descarada en la que Podemos pretende colocar a sus enchufados para que sigan viviendo del cuento ahora que están perdiendo su poder.

Lo último en Opinión

Últimas noticias