Los podemitas no nos van a callar

Los podemitas no nos van a callar

El podemita Alejandro Sánchez Moreno, que incita al odio, amenaza y acosa a un redactor de OKDIARIO, forma parte de un grupo de extrema izquierda liderado por el portavoz de Facua, Rubén Sánchez, dedicado a acosar, a difundir datos personales, y que incluso llegan a ofrecer dinero a quien descubra la identidad de tuiteros anónimos, según desveló el diario La Razón el pasado 3 de octubre en un artículo titulado ‘Así organiza la extrema izquierda su guerrilla tuitera’. También forman parte de ese grupo el responsable de redes sociales de Podemos, Mario Gálvez, el periodista del equipo de comunicación de Facua, Juan Miguel Garrido, el responsable de la cuenta de Izquierda Unida en Twitter, Miky de la Cueva y los usuarios de varias cuentas anónimas de extrema izquierda muy populares, como Protestona, Asilvestra0, Doña Merkel, etc. Sus conversaciones fueron filtradas a la red del pajarito azul que las bautizó como #FacuoGate.

Tal y como funciona esta red de acoso de podemitas liderada por Rubén Sánchez, actuó el candidato de Unidos Podemos a la Junta de Andalucía por Sevilla y profesor de instituto de secundaria, Alejandro Sánchez Moreno, contra el redactor de OKDIARIO Alejandro Entrambasaguas, quien había publicado, junto a Teresa Gómez, la exclusiva sobre el fraude fiscal de Dani Mateo. El podemita animó a sus más de 30.000 seguidores de Twitter a que averigüen y difundan su domicilio, para así poder ir a insultarle a la puerta de su casa, porque no le había gustado que el periodista había dado la noticia de que el actor Dani Mateo, el ‘cómico’ que se sonó los mocos con la bandera de España, oculta dos viviendas en una sociedad patrimonial para pagar menos impuestos. El motivo de su enfado era que el redactor de OKDIARIO había publicado una fotografía de Dani Mateo en la puerta de un bar que se encuentra en la misma calle de su vivienda.

La falta de respeto y la inquina que muestran los podemitas de este grupo de acoso liderado por Rubén Sánchez contra todos los medios de comunicación que son críticos con Podemos, pero especialmente contra OKDIARIO, resulta obsesiva. Los insultos a nuestro director, Eduardo Inda, el periodista que más casos de corrupción que afectan a todos los partidos del arco parlamentario y a todas las instituciones de España, son constantes y desmedidos. Algunos de ellos han llegado a crear una web que parodia e insulta constantemente a nuestro medio en todas las redes sociales, página en la que se lucran con anuncios publicitarios. Imitando al secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, se dirigen a nosotros continuamente por el apelativo de OkCloacas. Y a mí personalmente han llegado a denunciarme en los juzgados por una broma que le gasté a Alejandro Sánchez Moreno, con el único objetivo de averiguar mi identidad, denuncia que, por supuesto, el juzgado desestimó inmediatamente.

El modelo de acoso de estas redes de extrema izquierda antisistema lo han copiado del aplicado en Venezuela. Intentan aquí, como hicieron allí, amedrentar a los medios de comunicación independientes para intentar así que no se publique ninguna noticia que perjudique a Podemos, como allí han conseguido que no se difunda la corrupción y los crímenes del chavismo. Cuando la extrema izquierda ocupa el poder legislativo, el ejecutivo y el judicial, como ya hicieron en Venezuela y han empezado a hacer aquí, tan solo el llamado cuarto poder que representa la prensa libre puede significar un freno para ellos y una última defensa para la democracia. Nosotros no nos vamos a dejar avasallar, sobre todo contando con el respaldo y el apoyo de todos vosotros.

Últimas noticias