¿Nos aprobará en “tercera convocatoria” el Ministerio de Sanidad y Madrid podrá pasar a la fase 1?

¿Nos aprobará en “tercera convocatoria” el Ministerio de Sanidad y Madrid podrá pasar a la fase 1?
  • Jesús Sánchez Martos

Como si de un examen se tratara, que la verdad es que lo es y en toda regla, el Consejero de Sanidad de Madrid asegura que el pasado lunes 18 envió todos los documentos necesarios para cumplir con los requisitos publicados por el Ministerio de Sanidad, que recoge el “Plan de Transición hacia una nueva normalidad”, aunque el Dr. Simón dice en su rueda de prensa habitual, ayer mismo, “no recordar si la Comunidad de Madrid ha enviado esta nueva solicitud para pasar a la fase 1 el próximo lunes día 25 de mayo”. ¿Cómo puede olvidar un tema tan importante para todos? No lo puedo creer.

Y desde luego que no quiero pensar en que, para suspendernos en las dos convocatorias anteriores, se basaran en cuestiones e indicadores políticos, pero cada vez está más claro que necesitamos una “total transparencia” por ambas partes, por el Ministerio de Sanidad y por la Comunidad de Madrid, que nos demuestren a todos, que en ambos sentidos los únicos criterios válidos son los indicadores sanitarios.

Que Madrid y Barcelona, como nos han dicho muchas veces son dos provincias especiales por su pequeña extensión y su gran densidad de población, además de que son el centro de la movilidad para toda España, es totalmente cierto, pero también es verdad que si se cumplen todos los requisitos necesarios, desde el punto de vista de la Salud Pública, deberían permitir el paso a la siguiente fase, y no para que podamos salir más, que ya estamos saliendo, sino para reactivar, no reconstruir, sino reactivar nuestra economía que está en situación franca de “paliativos”.

¿A quién tenemos que creer? ¿Al Ministerio de Sanidad que ha asegurado en dos ocasiones que Madrid no cumple los indicadores sanitarios exigidos, o a la Comunidad de Madrid que asegura que ahora sí que los cumple?

En la Universidad cuando un alumno suspende, o no está conforme incluso con un notable, tiene siempre el derecho a la revisión oficial del examen, porque no siempre lleva razón el alumno que reclama, pero tampoco somos infalibles los profesores, que además nos equivocamos como todos los mortales. Esa revisión, y les aseguro que llevo muchas hechas, se hace con total transparencia: yo como profesor, presento las respuestas correctas, tanto si el examen es tipo test o tipo tema, y con ellas comprobamos, el alumno y el profesor, los dos en la misma sesión, las respuestas del alumno; claro que mucho tiempo antes, cuando comienza el curso académico los profesores tenemos la obligación de publicar en la “guía oficial de la asignatura”, el programa, el tipo de examen y los criterios de evaluación.

Yo como madrileño, igual que una gran mayoría, sólo solicitamos esa “revisión de examen”, pero con luz y taquígrafos, es decir, con la publicación del informe de compromiso que presenta la Comunidad de Madrid, acreditando los nuevos contratos de profesionales para la red de Atención Primaria y el cumplimiento del resto de requisitos (camas hospitalarias y camas de UCI), y la publicación sin reparo alguno del informe del Ministerio de Sanidad en que se acredite oficialmente el incumplimiento de los requisitos exigidos. Solo de este modo, la Comunidad, como nuestros alumnos, podrá analizar donde están los errores cometidos para subsanarlos y poder presentarse a la nueva convocatoria.

Si, ya sé que algunos profesionales sanitarios continúan diciendo que la Comunidad de Madrid no está preparada “sanitariamente” para pasar a la fase 1 el próximo lunes 25 de mayo, pero no todos pensamos igual. El Presidente del Colegio de Médicos, que como dice algún medio representa a más de 43.000 médicos madrileños, es de los que piensan que deberíamos actuar con más prudencia y esperar incluso dos semanas mas. Nos representa oficialmente, pero todos tenemos derecho a publicar nuestra opinión profesional.

Los “negacionistas” a que nos presentemos a esta nueva convocatoria se basan fundamentalmente en que la Atención Primaria no está debidamente preparada por falta de recurso humanos, y yo estoy totalmente de acuerdo si se refieren a las pasadas semanas; pero ahora, y de acuerdo con las declaraciones públicas del Gobierno de la Comunidad de Madrid y del propio Consejero de Sanidad, las cosas han cambiado mucho y a mejor.

Nos han asegurado que se ha reforzado la Atención Primaria con el contrato de 685 profesionales sanitarios, que se renueva el contrato del 50% de los Médicos Residentes de Medicina preventiva y Salud Pública y que se contratan a 400 “rastreadores” para hacer el seguimiento de todos los “contactos” de los casos sospechosos o confirmados. Y desde luego en mi opinión, y siempre desde la máxima prudencia, que difiere mucho de la del Presidente del Colegio de Médicos, no tienen porqué ser médicos; deben ser Técnicos en Salud Pública debidamente entrenados, y nos aseguran desde el Gobierno de la Comunidad de Madrid que lo están.

También nos aseguran que nuestra Atención Primaria tiene la capacidad necesaria para realizar las necesarias pruebas de PCR ante cualquier sospecha y nos garantizan que los resultados estarán en 24 horas (dato fundamental para potenciar el diagnostico precoz que es ahora la piedra angular del examen); que el SERMAS, Servicio Madrileño de Salud cuenta con las suficientes camas de UCI, más de 1.5 por 10.000 madrileños y las necesarias camas de hospitalización, por encima de las 37 por 100.000 ciudadanos.

Este es el informe de la Comunidad de Madrid, o al menos lo que nos han asegurado en sus declaraciones los responsables políticos, que como digo, creo que deberían publicarlo; el mismo informe que han enviado al Ministerio de Sanidad.

Sólo de este modo, y siempre que el Ministerio haga lo mismo, publicar oficialmente la evaluación de todos los indicadores, uno a uno, podremos saber si son razones “técnicas sanitarias”, o “técnicas políticas”, las que nos permitan o no pasar a la fase 1.

Esperemos que sean sólo razones sanitarias y que por fin el Ministerio de Sanidad nos autorice a pasar de fase, para poder potenciar nuestra actividad económica. Y los resultados… esperemos que estén mañana viernes, pero siempre con luz y taquígrafos.

Jesús Sánchez Martos es catedrático de Educación para la Salud de la Universidad Complutense de Madrid

 

 

 

Lo último en Opinión

Últimas noticias