Un Gobierno que no nos mienta

Un Gobierno que no nos mienta

Los españoles se merecen un Gobierno que no les mienta, como diría Rubalcaba. Pero esto es misión casi imposible con el presidente que ha hecho carrera de la mentira —véase su tesis fake— y que es capaz de desmentirse a sí mismo con total descaro en la refriega política. El petimetre de La Moncloa, que no movió un dedo durante semanas mientras el coronavirus entraba en España a mansalva y la grave situación de Italia nos instaba a tomar restricciones, decreta ahora la alarma como el gran salvapatrias. Sólo cinco días después de alentar el peligroso 8M con un Covid-19 bastante expandido para entonces. Incompetencia, tardanza e improvisación.

Sánchez, Il bello, anduvo más ocupado en apagar el incendio entre los Calvo-Campo y Montero-Iglesias por la polémica ley de Libertad Sexual que en adoptar contundentes medidas de prevención contra el bicho. Un Gobierno socialcomunista que dedicó un tiempo precioso a ver cómo se prohíben los piropos en lugar de dotar de más recursos humanos y materiales a los hospitales o de lanzar un plan de choque para proteger a los mayores de 65 años. Por no hablar de recomendar el teletrabajo. También aquí se le vio las costuras al Ejecutivo, con Moncloa desautorizando la guía que impulsó la cartera de Díaz.

Aunque la madre del cordero fue no disolver la marcha ideológica del 8M, con la infectada ministra Montero a la cabeza de la Alianza Chochopower, que reunió a 120.000 posibles portadores en Madrid. Y es que el Gobierno, en concreto el Ministerio de Sanidad, sabía desde horas antes que el coronavirus se había desbocado en la capital. De hecho, el lunes por la mañana ya reconoció oficialmente un brutal incremento de contagios. ¿Por qué ocultó Moncloa que la situación estaba descontrolada para el momento en que arrancó la manifestación del 8M? Los españoles se merecen un Gobierno que no les mienta.

¿Qué cambió del domingo y los días previos al lunes? El Doctor Cum Fraude va tapándose las vergüenzas por ahí diciendo que su gabinete siguió en todo momento lo que dictaba «la ciencia». Pues la misma ciencia, la del criterio epidemiológico que emplea Sanidad, ha evidenciado que el 8M hubo 600 nuevos contagios en la Comunidad de Madrid, que los casos se dispararon un 50% y que a día de hoy son más de dos mil los afectados. Una cifra que, según algunos expertos, es todavía mayor al ocultar el Gobierno los «casos posibles», es decir, aquellos con afecciones del coronavirus pero a los que nunca se les hará el test. Los españoles se merecen un Gobierno que no les mienta.

Lo último en Opinión

Últimas noticias