La Memoria Histórica de Sánchez no tiene fin: declarará el 8 de mayo día del exilio republicano

exilio
Pedro Sánchez descubriendo una placa conmemorativa en la tumba de Antonio Machado (Foto: Moncloa)

La política de Memoria Histórica que impulsará Pedro Sánchez si consigue revalidar como presidente del Gobierno con capacidad ejecutiva es un manantial inagotable de iniciativas y propuestas. El documento que este martes ha presentado para “un programa común progresista” [puedes leerlo íntegro aquí] ofrece una nueva: declarar el 8 de mayo como “el día de reconocimiento a las víctimas del exilio”.

La iniciativa se suma a la contemplada en el programa electoral del PSOE de declarar el 31 de octubre como “día de recuerdo para todas las víctimas, coincidiendo con el aniversario de la aprobación de la Constitución Española”. Víctimas del franquismo, se entiende, aunque no lo haga explícito el textual.

Aprovechando que este año se conmemora su 80 aniversario, Sánchez ha convertido el reconocimiento a las víctimas del exilio republicano en una de las banderas para ganarse al electorado de Podemos.

Fiel a su estrategia de no dejar pasar una oportunidad para el márketing político, su último viaje al extranjero como presidente del Gobierno antes de las elecciones generales del pasado 28-A fue a Francia para visitar las tumbas de Manuel Azaña y Antonio Machado en Montauban y Colliure.

“No se me ocurre una mayor condena para un ser humano que tener que abandonar a la fuerza a tu gente, a tu familia, a tus amigos y a tu paisaje”, dijo Sánchez, como semanas antes, en México, donde también se reunió con descendientes del exilio español.

El documento presentado por Sánchez con más de 370 medidas para retratar a Podemos si no accede investirle se atreve a asegurar que “culminaremos el proceso de exhumación de Francisco Franco del Valle de los Caídos”. Sin embargo, la exhumación de los restos del dictador es un asunto que, en estos momentos, está en manos del Tribunal Supremo.

Sólo sus magistrados dirán si la exhumación es o no procedente. Y, en caso afirmativo, si los descendientes de Franco, como es su deseo, podrán inhumarlo en las sepulturas que la familia tiene en propiedad en la cripta de la catedral de la Almudena. Esta posibilidad aterra al Gobierno, pues teme que la nueva sepultura de Franco en el centro de Madrid consiga un efecto contrario al que busca desmantelando el Valle de los Caídos.

Lo último en Noticias

Últimas noticias

. . . . . . . . .