Gatos

El uso de la acupuntura en gatos

Entre las técnicas eficaces para el tratamiento del dolor en mascotas, está la acupuntura en gatos. Igual que en seres humanos, la agujas tienen su efecto.

Acupuntura en gatos
¿En qué consiste la acupuntura en gatos?

Descubierta en China y utilizada con fines terapéuticos por más de 5000 años, la acupuntura ha llegado al mundo animal. Consiste en estimular puntos del cuerpo mediante la inserción de pequeñas agujas que proporcionan efectos terapéuticos. El primer uso veterinario fue en para los caballos y hoy en día es muy común ver la acupuntura en gatos. Esta práctica medicinal oriental permite abordar una gran variedad de problemas de salud en los felinos, además de disminuir el dolor.

Procedimiento de la acupuntura en gatos

Para comenzar, el veterinario suele recomendar realizar sesiones de acupuntura una o dos veces a la semana. Esto dependerá del problema de salud o condición del animal. Cuando el animal comience a mostrar mejora y tras una evaluación, pueden reducirse las sesiones a una vez cada dos semanas.La acupuntura en gatos

Cada sesión suele durar entre 20 y 60 minutos, según el problema de salud que presente el felino y la cantidad de agujas que se necesiten para la estimulación. La técnica consiste en colocar agujas en puntos específicos sobre su piel, que deben permanecer quietas por unos minutos con el fin de liberar endorfinas, dilatar los vasos sanguíneos y aumentar la oxigenación de órganos y tejidos.

Tradicionalmente las agujas son rotadas a mano, pero algunos terapeutas pueden optar por utilizar pequeñas ráfagas de corriente eléctrica, lo que comúnmente conocemos como electrodos. O incluso láseres con inyecciones de fluidos estériles.

Una vez finalizada la sesión, el especialista procederá a retirar las agujas. Esta técnica suele ser muy relajante para los felinos, muchos de ellos se duermen durante el tratamiento o se muestran realmente relajados.

Resultados realmente eficientes

Si hay una palabra que podría describir a esta milenaria técnica es “efectividad”, en especial cuando se decide combinarla con otro tipo de terapias o tratamientos medicinales.

Los gatos no suelen disfrutar de salir a la calle y cambiar de ambiente, por eso visitar una clínica puede volverse algo difícil. Muchos especialistas ofrecen la posibilidad de trasladarse hasta el domicilio del animal, ya que allí es probable que esté más predispuesto y relajado.

Mientras que los problemas de salud leves requerirán tan solo de un par de sesiones, otras enfermedades crónicas pueden requerir sesiones de acupuntura por tiempo indeterminado.

Si tu felino presenta algún problema de salud como dolores crónicos, trastornos, artritis, alergia, asma, problemas hepáticos, renales o incluso cáncer, la acupuntura en gatos es sin duda una opción realmente efectiva que lo ayudará a sanar y sentirse mucho mejor.

Los efectos secundarios del tratamiento suelen ser leves, como letargo o rigidez, pero desaparecen con el paso de las horas y no requieren de ningún cuidado.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias