Perros

¿Qué es la filariosis en el perro?

Entre las enfermedades más graves que provocan los parásitos en nuestras mascotas, está la filiarosis en el perro. ¿Cómo prevenirla y tratarla?

La filariosis en el perro
Enfermedades: la filariosis en el perro

La filariosis canina es una enfermedad causada por un gusano que se aloja en el corazón y en los vasos pulmonares de los canes. Si esta enfermedad parasitaria no es tratada rápidamente y de forma efectiva, puede generarle consecuencias realmente graves al animal. Es importante conocer tanto las causas como los síntomas y tratamiento de esta enfermedad para atacarla desde un principio, antes de que afecte más profundamente la salud del perro. A continuación, más información sobre esta afección que cada vez afecta a más caninos.

Causas y síntomas de la filariosis

Como vemos, la filariosis es una enfermedad parasitaria que es transmitida por la picadura de algunos mosquitos. Estos mosquitos pican a un perro infectado y luego a uno sano, inoculándole microfilarias. Las microfilarias son formas inmaduras que viajan por el torrente sanguíneo del perro, luego se instalan y maduran en el corazón y en los vasos pulmonares.

Después de que el perro es picado por el mosquito, los primeros síntomas de la enfermedad aparecen seis meses después cuando los gusanos ya son adultos y miden entre 7 y 8 centímetros. Aunque es muy común que estos gusanos se instalen en el corazón, también viajan por el sistema linfático pudiendo aparecer debajo de la piel en forma de bultos o si, por ejemplo, se encuentran en el riñón el perro tendrá mucha más sed y orinará con más frecuencia.

Los cadáveres de gusanos viajan y se acumulan, haciendo que los órganos afectados comiencen a fallar. Como estos gusanos pueden instalarse en varios órganos, se generan muchos síntomas que pueden generar confusión en los dueños. De ahí la importancia de llevar al animal rápidamente al veterinario, quien le hará un estudio con el que confirmará la presencia de la enfermedad.La filariosis en el perro

Si bien los síntomas pueden variar de acuerdo a los órganos afectados, en general el perro puede presentar una fuerte tos, bultos debajo de la piel, prurito, cansancio, dificultad para respirar, sangrado por la nariz, pérdida de peso, micción frecuente, sed extrema, entre otros.

Tratamiento de la filariosis

El veterinario puede utilizar varios métodos para determinar si efectivamente el animal está o no afectado. Una de las pruebas consiste en la observación directa de una muestra de sangre a través del microscopio, otra opción es una analítica de sangre y la otra es utilizando la radiografía como instrumento en la búsqueda de gusanos.

Una vez que se confirme la presencia de la enfermedad, el veterinario deberá indicar el tratamiento más idóneo, el cual por supuesto puede variar de acuerdo a cada caso. En general, el especialista indicará el uso de antiparasitarios de uso externo. Adicionalmente, le colocará un tratamiento específico para cada uno de los órganos afectados.

La filariosis es una enfermedad que puede afectar gravemente a la salud de los perros, especialmente si dichos gusanos se alojan en lugares como el corazón. La rápida atención veterinaria es la clave para una óptima recuperación.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias