Gatos

¿Un gato puede estar anoréxico?

La alimentación de nuestras mascotas es un factor muy importante para conseguir su felicidad. ¿Cómo actuar ante un gato anoréxico? Toma nota.

Gato muy delgado
Anorexia en gatos

El gato anoréxico requiere un tratamiento inmediato para restablecer el funcionamiento sistémico de su organismo. La pérdida de apetito puede relacionarse con otra enfermedad importante. En estos casos, es necesario detectar la causa. También se presenta anorexia felina como respuesta a alteraciones en su hábitat. En ambos casos, es fundamental actuar con rapidez e iniciar un plan de nutrición para salvaguardar su vida.

¿Qué es la anorexia felina?

La anorexia felina es la falta de apetito manifiesta por el gato. El animal no tiene interés por los alimentos que se le presentan y deja de comer. Otra patología muy común es la hiporexia que significa una disminución del apetito. En ambos casos, las consecuencias pueden ser muy severas sino hay un diagnóstico rápido.

¿Cuáles son las causas por las que un gato se vuelve anoréxico?

La ausencia de voluntad para comer puede ser un síntoma de otra enfermedad. En las veterinarias se detecta que las causas más frecuentes son alteraciones neurológicas, abdominales, infecciosas, renales, cardíacas, hepáticas o tumores. Es decir, enfermedades de algunos de sus sistemas que por dolor o afección cerebral derivan en la anorexia.

Por otro lado, también se encuentran gatos anoréxicos cuando rechazan algún cambio en sus rutinas o han vivido una situación de estrés. En estos casos se habla de anorexia psicológica. Las situaciones más comunes son el cambio de alimento para gatos, la incomodidad en el lugar de comidas, la incorporación de otros integrantes, etc.

Un tema diferente es cuando el gato siente apetito, pero no logra ingerir los alimentos. La anorexia no es voluntaria, sino que se da porque algo les impide tragar. Un problema dentario o un cuerpo extraño en su garganta son los más frecuentes. Es importante, igual que en los anteriores, tratar la causa.Gato no come

¿Cómo tratar un gato anoréxico?

En primer lugar, hay que acudir de inmediato a un veterinario para que evalúe el grado de avance. A partir del segundo día de inanición, la vida del gato está en riesgo. El diagnóstico permitirá detectar las causas y tomar las medidas adecuadas al felino.

Lo fundamental es estimular el apetito y el sentido del olfato. Se recomienda utilizar pequeñas raciones distribuidas durante el día, con supervisión y caricias. El acompañamiento es fundamental para su recuperación. En los casos más graves que necesitan de aportes nutricionales, se indica la alimentación por sonda. Este procedimiento se puede utilizar hasta un máximo de 7 días.

Si detectas que tu gato no come o disminuye de manera considerable su interés por el alimento, llévalo a un control. Saber la causa te permitirá tratar el problema y conseguir que tu gato vuelva a ser feliz.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias