Perros

¿Cómo viajar con el perro en la cabina del avión?

Viajar con el perro en la cabina del avión
Perro

Llega el verano y, si te estás planteando viajar con tu perro en avión, debes saber que puedes hacerlo en cabina, siempre y cuando cumplas una serie de condiciones. Cada vez son más las aerolíneas que admiten perros y gatos a bordo, como Iberia, Vueling, AirEuropa o British Airways. Cada una tiene unas tarifas distintas, las cuales conviene consultar de antemano.

Así puedes viajar con tu perro en avión

Perro en cabina

Aunque cada aerolínea tiene su propia normativa, hay algunos puntos en común.

Uno de los requisitos que comparten la mayoría es que el transportín del perro no debe superar los 35 centímetros de ancho, los 45 de largo y los 25 de alto para poder viajar en cabina debajo del asiento delantero. Por supuesto, el transportín tiene que estar bien ventilado, ser seguro y contar con un fondo impermeable. En lo que respecta al peso del animal, tiene que ser de como máximo ocho kilos.

En lo que respecta al precio, llevar a una mascota en cabina ronda los 40 euros para destinos nacionales. En el caso de vuelos a Asia o América, el coste puede ascender a 150 euros.

Perro en bodega

En caso de que el perro pese más de ocho kilos o el transportín supere las medidas exigidas para poder ir en cabina, tienes la opción de trasladar al animal en la bodega del avión. La mayoría de las aerolíneas permiten que perros y gatos viajen en esta parte del avión, y también hay una serie de requisitos establecidos.

Uno de los más relevantes es que el transportín cumpla con el reglamento internacional. Debe ser seguro y cómodo para el tamaño del animal. El perro tiene que poder estar de pie en una postura natural, así como acostarse y darse la vuelta. El fondo debe ser impermeable y debe tener la ventilación adecuada.

El peso máximo permitido ronda los 45 kilos entre el perro y el transportín. En cuanto al precio, para los vuelos nacionales es de 120 euros y para los internacionales de 300 euros.

Consejos

Organizar un viaje requiere de mucha planificación, más aún cuando lo haces acompañado de tu perro. Como mínimo, tienes que reservar el vuelo con uno o dos meses de antelación para tener tiempo para sacar la documentación que el animal necesita para volar, sobre todo fuera de Europa.

Es recomendable que el perro esté acostumbrado a viajar contigo. Primero hazlo con el transportín abierto, luego cerrado y, por último, en el coche, con movimientos y ruidos.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias