Perros

5 Consejos para comprar una piscina para tu perro

Piscina para tu perro
Lo que hay que saber para comprar una piscina para tu perro

Si vas a comprar una piscina para tu perro, hay algunas cuestiones elementales que debes conocer. Se trata, en definitiva, de elegir el modelo más adecuado.

En verano el bochorno agobia y una piscina para tu perro es un excelente regalo. Después de todo, son de las mascotas que más sufren con el calor y la subida de temperaturas. Y es que estos animales no transpiran como los humanos, por lo que un chapuzón les facilita controlar mejor su temperatura corporal. Por otra parte, compartir esos momentos con ‘el mejor amigo’ ofrece disfrute y regocijo a todos los miembros de la familia. También sirve para calmar la ansiedad en un can nervioso que al frenar sus energías y posteriormente descansar, goza de un equilibrio emocional que permite una compañía más placentera.

En el mercado hay variedad de modelos disponibles para dar con la mejor piscina canina. Pero antes de dar el paso y comprar, se debe estar completamente seguro que se dispone de espacio suficiente para su instalación. No siempre se trata de una piscina que se puede mover de un lado a otro sin problemas.

Materiales y medidas

Hay piscinas para tu perro de varios tipos, con características particulares que les dan ventajas y desventajas. Las inflables son muy prácticas para cachorros y razas pequeñas. Las plásticas se ajustan a ejemplares medianos, aunque ya requieren de un lugar específico para su instalación. Y finalmente las plegables, que ofrecen la facilidad que se pueden recoger, movilizar y guardar.

Piscina para tu perro

Por supuesto que las medidas del equipo a adquirir dependen de las características de la mascota. Todas necesitan comodidad y espacio para moverse y jugar, por lo que ejemplares de Pastor Alemán o Gran Danés necesitan de los modelos más grandes.

El siguiente punto a considerar son los materiales de fabricación. Tienen que ser fuertes, resistentes y duraderos. También deben soportar el peso de los perros y sus movimientos frenéticos y constantes, así como la presión de sus garras. Además de garantizar que puedan entrar y salir sin ninguna clase de problemas.

Es indispensable que cuenten con un sistema de desagüe o tapón que permita expulsar fácilmente el líquido. Es demasiada agua como para retirarla a mano. Incluso un modelo para razas pequeñas puede albergar más de 100 litros.

Una piscina para tu perro: la mejor inversión

Si la decisión de premiar a los miembros caninos de la familia con una piscina ya está tomada, lo mejor es no escatimar en gastos. Adquirir un modelo de piscina no adecuado para el espacio o las características de nuestra mascota, en la práctica supondrá volver a comprar otro por deterioro del primero.

Temas

Lo último en Mascotas