Perros

Las 5 actividades más peligrosas para tu perro en verano: cómo evitarlas

A medida que llega el verano, hay algunas cosas que debemos saber y buenos hábitos a implementar. ¿Cuáles son las actividades peligrosas para tu perro?

Las 5 actividades más peligrosas para tu perro en verano: cómo evitarlas
Perro en verano

El verano es una de las épocas más especiales de todo el año, tanto para los humanos como para los perros. Ahora bien, del mismo modo que debemos tener cuidado con que nuestros pequeños no se caigan a la piscina o no les piquen los mosquitos, debemos prestar atención a las actividades más peligrosas de los perros en verano.

Picaduras

En verano hay más mosquitos que nunca, y con los perros debemos tener mucho cuidado porque hay algunas especies que transmiten enfermedades de carácter grave como la leishmaniasis. Por suerte, en el mercado podemos encontrar productos antiparasitarios e insecticidas para canes en diferentes formatos. Lo mejor es consultarlo con el veterinario. Él nos recomendará el mejor según la raza, el tamaño, la edad y el estado de salud de nuestra mascota.

Lo más importante es que las mascotas estén protegidas de picaduras de mosquitos, así como de pulgas y garrapatas. ¿Y las medusas? Por supuesto, si llevamos a nuestro perro a la playa también pueden picarle. Basta el más mínimo roce para dar lugar a una reacción alérgica y a un dolor de gran intensidad en la zona.

Quemadoras solares

Aunque esto es algo que muchas personas desconocen, los perros también pueden sufrir quemaduras solares en la piel en los meses de verano. Los que tienen más riesgo son los de pelo blanco y los que tienen la nariz poco pigmentada. Tenemos que protegerles con cremas de protección solar específicas.

Golpe de calor

Los canes no llevan nada bien las temperaturas extremas, así que debemos hacer todo lo posible por evitar que les dé un golpe de calor: poner su cama en un área fresca de la casa, bajar las persianas y evitar los paseos en las horas centrales del día, mantener el agua fresca y limpia… Lo mejor es salir a la calle a primera hora de la mañana y una vez se ponga el sol.

Deshidratación

Una de las actividades que debemos evitar en la medida de lo posible con los perros en verano es el ejercicio físico intenso para que no sufran una deshidratación. Los más vulnerables son los cachorros y los ancianos, y los principales síntomas son: pérdida de apetito, somnolencia, diarrea y cansancio.

Robo

Aunque esta es una situación a la que ninguno de nosotros queremos enfrentarnos, lo cierto es que los robos de canes se multiplican en verano. Cuando viajamos a sitios desconocidos nunca debemos dejar a nuestro can solo en la calle porque no conocemos a los habitantes de la zona. Tenemos que mantenerlo siempre vigilado mientras hacemos las compras en los comercios.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias