Una productora del entramado de Roures defraudó a Hacienda con facturas falsas para tapar que financió al PDeCAT

Roures
Jaume Roures conversa con un Mosso d'Esquadra ante la sede de Mediapro. (Foto: EFE)
  • M.A. Ruiz Coll y Teresa Gómez

Una productora del grupo Mediapro del millonario Jaume Roures, Triacom Audiovisual, defraudó a Hacienda con facturas y contratos falsos con el fin de ocultar que había desviado 750.000 euros de TV3 para financiar ilegalmente a Convergència (hoy PDeCAT).

El servicio de Inspección de la Agencia Tributaria inició el 7 de noviembre de 2013 una investigación tras detectar varios pagos irregulares de la productora Triacom Audiovisual SL, cuyo administrador único es el ex gerente de TV3 Oriol Carbó Seriñana.

El informe de la Agencia Tributaria, al que ha tenido acceso OKDIARIO, explica que el 90% del accionariado de Triacom estaba controlado por Oriol Carbó, mientras que el 10% restante pertenecía en aquel momento a Mediaproducción SLU, el grupo de Jaume Roures, propietario del diario Público que actúa como principal órgano de propaganda de Podemos.

La empresa de Oriol Carbó había presentado el 15 de julio de 2013 una declaración complementaria del Impuesto de Sociedades de 2010 y 2011 para incorporar los pagos que había realizado, por importe de 750.000 euros, a tres sociedades de Juan Manuel Parra: Hispart SA, Estereo Rent SL y Audiovisuales Exit SL.

Triacom
El grupo Mediapro de Roures tenía una participación del 10% en la productora Triacom que defraudó a Hacienda.

Estos pagos estaban justificados con ocho facturas por supuestos servicios técnicos para la producción de los programas El gran dictat y Fisch & chips, que Triacom realizaba para TV3.

Las ocho facturas están fechadas entre el 6 de octubre de 2010 y el 24 de octubre de 2011, por los siguientes importes: 133.400 euros, 100.300, 176.292, 136.042, 106.200, 59.708, 99.957 y 70.800 euros. En total, 882.699 euros, de los cuales 132.699 corresponden a las cuotas del IVA.

Sin embargo, Juan Manuel Parra ha confesado ahora ante el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata que las ocho facturas son falsas y sus empresas no prestaron ningún servicio para estos programas.

Su productora Hispart había realizado varios trabajos para la campaña electoral de Artur Mas en 2010. Cuando acudió a la sede del PDeCAT para cobrar los trabajos realizados, Germà Gordó (que luego sería conseller de Justicia de la Generalitat) le instó a reunirse en la sede de Mediapro con Oriol Carbó, quien le pagaría esta deuda a través de su productora Triacom.

Pagó la campaña electoral de Artur Mas

Y fue en la sede de Mediapro en la Avenida Diagonal de Barcelona, donde Oriol Carbó accedió a desviar 750.000 euros, del contrato que tenía suscrito con TV3, para pagar la deuda que el PDeCAT había contraído con Parra durante la campaña electoral.

Tras detectar estos pagos irregulares, la Agencia Tributaria abrió una inspección y pidió explicaciones a Oriol Carbó, quien engañó a la autoridad fiscal y le entregó documentación falsa (las facturas y albaranes simulados suscritos con Parra) para encubrir que estaba pagando los gastos electorales del PDeCAT.

Triacom
Una de las facturas falsas presentadas ante Hacienda por el ex gerente de TV3 Oriol Carbó.

Sin embargo, la Agencia Tributaria descubrió el engaño y obligó a Triacom a regularizar estos pagos, en un acta emitida el 26 de noviembre de 2015, que el juez José de la Mata ha incorporado al sumario sobre el caso del 3% sobre la financiación ilegal de Convergència.

El informe de Hacienda constata que las facturas abonadas por Triacom a Juan Manuel Parra «reflejan operaciones inexistentes» y constituyen «un supuesto de simulación absoluta» para obtener un beneficio fiscal. Gracias a ello, la productora participada por el grupo Mediapro del millonario Jaume Roures aumentó indebidamente en 750.000 euros sus gastos deducibles en los ejercicios 2010 y 2012, y en más de 130.000 euros el importe de su cuota de IVA soportado, por conceptos ficticios.

Triacom
Hacienda determina que las ocho facturas presentadas por Triacom constituyen «un supuesto de simulación absoluta».

El acta levantada por el Servicio de Inspección enumera todas las contradicciones que detectó al cotejar las facturas emitidas por Juan Manuel Parra, los albaranes presentados por Triacom y los contratos que había suscrito con TV3.

Según los contratos analizados, el grupo Mediapro de Jaume Roures aportaba todos los medios técnicos y de producción empleados en los programas El gran dictat y Fisch & chips de TV3, sin que pudiera intervenir ninguna otra empresa. Pese a ello, Oriol Carbó mantuvo ante Hacienda que se había visto obligado a alquilar varios equipos –entre ellos, varios monitores y un gran panel de plasma– a la empresa de Juan Manuel Parra, por un precio desorbitado.

Oriol Carbó
Extracto de la declaración que el ex gerente de TV3 realizó ante Hacienda el 29 de octubre de 2014.

Existen además numerosas contradicciones entre las fechas de las facturas y los albaranes presentados, así como en la estimación del coste de los servicios supuestamente prestados por Hispart. La declaración que, más recientemente, ha prestado Parra ante el juez De la Mata despeja cualquier duda sobre la falsedad de estas facturas.

La inspección abierta por Hacienda en 2013 se ha saldado con una liquidación de 72.680 euros, por la que Triacom ha tenido que abonar las cuotas que defraudó en el Impuesto de Sociedades de 2010, con los consiguientes recargos y pago de intereses.

Triacom
La liquidación de 72.680 que Hacienda ha expedido a Triacom para que regularice la cantidad que defraudó en el Impuesto de Sociedades de 2010.

La red de sobornos en Lérida

Como ha informado OKDIARIO, no es el único caso de corrupción en el que está implicada esta productora que estaba participada por el grupo audiovisual del millonario Jaume Roures. Entre 2013 y 2014, Triacom abonó facturas falsas por un importe que suma 351.746 euros, que sirvieron para pagar sobornos al ex presidente de la Diputación de Lérida Joan Reñé Huguet (quien fue detenido en octubre de 2018 por estos hechos) y a otros cargos del PDeCAT.

De este modo, asciende ya a 1.101.741 euros el dinero que la productora de Mediapro desvió de TV3 para financiar ilegalmente al partido de Artur Mas y Carles Puigdemont.

Lo último en Investigación

Últimas noticias