Podemos pagó 17.000€ en sobresueldos a Bescansa a través de contratos ‘fantasma’ con la Complutense

carolina-bescansa
Carolina Bescansa con su bebé en el Congreso de los Diputados (Foto: EFE)

Podemos suscribió el año pasado cuatro "contratos de asesoría" con la Universidad Complutense de Madrid con el fin de que Carolina Bescansa realizara distintos estudios sociológicos para su propio partido. Bescansa cobró 17.000 euros por elaborar estos informes sobre los distintos procesos electorales celebrados en 2014 y 2015.

El partido de Pablo Iglesias cuenta con cientos de voluntarios que realizan trabajos de forma completamente desinteresada para Podemos, especialmente durante la campaña electoral. Pero no ocurre así con Carolina Bescansa, quien fijó una tarifa que ronda los 4.000 euros por cada uno de sus informes haciendo valer su condición de profesora e investigadora de la Facultad de Ciencias Políticas de la Complutense.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y el vicerrector de Transferencia del Conocimiento, José Manuel Pingarrón Carrazón, firmaron el 10 de julio de 2015 el primero de estos "contratos de asesoría", por el que Podemos pagó 3.900 euros más IVA. [Consulta aquí el ‘contrato’ completo]

Este contrato sirvió para que Carolina Bescansa realizara, para su propio partido, un "Análisis estratégico de los resultados electorales de los comicios autonómicos y municipales" que se habían celebrado dos meses antes, en mayo de 2015.

Alrededor de 4.000€ por cada informe

Mediante el segundo "contrato de asesoría", firmado el 13 de julio, Podemos pagó a Carolina Bescansa otros 3.900 euros más IVA por la elaboración de un estudio sobre la "caracterización de los electorados mayoritarios en las elecciones europeas de 2014", en las que Podemos irrumpió con cinco eurodiputados. [Consulta aquí el ‘contrato’ completo]

Pablo Iglesias y el vicerrector firmaron el 17 de octubre un tercer contrato para que Bescansa realizara un "análisis sociológico sobre el espacio electoral en el marco de las elecciones generales de diciembre de 2015". En este caso, el precio del informe se cifró en 4.600 euros más IVA. [Consulta aquí el ‘contrato’ completo]

Por último, el cuarto contrato de asesoría entre Podemos y la Universidad Complutense se firmó el 15 de diciembre, por idéntica cifra. En este caso, se trataba de elaborar un informe sobre "Las dimensiones social y política de la crisis: un análisis comparado de las percepciones y el comportamiento electoral de los españoles en el marco de las elecciones generales" que debían celebrarse cinco días después, el 20 de diciembre.

contrato-asesoria-podemos-bescansa
Portada y primera página del contrato de asesoría firmado el pasado mes de diciembre

En este último caso el plazo para entregar el informe se fijó precisamente en cinco días. En los tres contratos restantes, Podemos y la Complutense concedieron a Bescansa 25 días para redactar sus estudios.

Evitar el error de Monedero y Errejón

Fuentes oficiales del rectorado de la Universidad Complutense han explicado que se suscribieron estos cuatro contratos para dar una cobertura legal a los estudios sociológicos que Bescansa realizó para su partido.

Se trataba de evitar, por tanto, los problemas que ha tenido Juan Carlos Monedero, al que la Complutense ha abierto un expediente por cobrar 425.000 euros del Banco Alba (integrado por los países de la órbita chavista de Venezuela) sin solicitar la autorización de compatibilidad como profesor de la Facultad de Ciencias Políticas.

Del mismo modo, la Universidad de Málaga sancionó a Íñigo Errejón por cobrar como director de las campañas electorales de Podemos, al mismo tiempo que cobraba una beca de 1.800 euros al mes como investigador, sin ir a trabajar.

Carolina Bescansa ha evitado así tropezar en la misma piedra que sus dos compañeros de partido. En los cuatro contratos de asesoría se estipula que Podemos debía pagar su remuneración a través de dos cuentas de la Fundación General de la Universidad Complutense en Bankia y en el Banco de Santander.

Los resultados son "confidenciales"

Como norma general, la Universidad se queda con el 5% del importe de este tipo de contratos, mientas que el profesor investigador percibe la cantidad restante del precio estipulado. No obstante, la normativa permite modificar estos porcentajes de forma discrecional, por decisión del rectorado.

En los cuatro "contratos de asesoría" se hizo constar que los correspondientes informes redactados por Carolina Bescansa "tendrán carácter confidencial" durante un plazo de cinco años.

bescansa-contrato-asesoria
Las firmas de Pablo Iglesias, Carolina Bescansa y el vicerrector de la Complutense, al pie del contrato.

Además, se estableció "expresamente que todos los derechos de propiedad intelectural e industrial derivados de la obra resultante (…) pertenecerán exclusivamente a Podemos como único titular de los mismos. Podemos podrá explotar libremente los resultados que tuvieran su origen en el proyecto de investigación" realizado por Bescansa.

Carolina Bescansa formó parte del protectorado de la Fundación CEPS (junto a otros líderes de su partido como Pablo Iglesias, Juan Carlos monedero, Íñigo Errejón o Alberto Montero) que cobró más de 7 millones de euros por asesorar al Gobierno de Venezuela.

 

Lo último en Investigación