Un documento interno confirma que el Diplocat gastó 25 millones para promocionar la independencia

Golpistas
Los ex conseller Raül Romeva, Oriol Junqueras y Jordi Turull (Foto: Efe).

Un documento interno intervenido por la Guardia Civil a un alto cargo de la Generalitat prueba que Artur Mas y Carles Puigdemont desplegaron la red de "embajadas" del Diplocat con el único objetivo de promocionar el proceso de independencia en el exterior y recabar apoyos internacionales. De los 64 millones de euros de presupuesto que el conseller de Exteriores Raül Romeva (hoy en prisión) manejó en 2017, al menos 25 millones se destinaron a este fin.

El documento fue intervenido en el registro efectuado el pasado 15 de marzo en el despacho del secretario de Difusión y Atención Ciudadana de Presidencia de la Generalitat, Antoni Molons García. Fue redactado pocas semanas antes de las elecciones autonómicas del 27 de septiembre de 2015, que Artur Mas convocó con la intención de poner en marcha la última fase del proceso de independencia. Luego la CUP (de cuyos votos que dependía Junts pel Sí para gobernar) forzó su renuncia y colocó en la Presidencia de la Generalitat a Carles Puigdemont.

El dossier describe la estrategia de comunicación que la Generalitat ha seguido desde entonces para recabar apoyos internacionales al proceso de independencia. Y reconoce que una de las herramientas más eficaces ha sido el denominado Programa Eugeni Xammar, puesto en marcha en septiembre de 2012. Se trata de una oficina de prensa, ubicada en las Casas dels Canonges y dependiente de la secretaría de Comunicación de la Generalitat, dedicada a mantener un contacto permanente con los corresponsales y medios de comunicación extranjeros.

En sus tres primeros años de funcionamiento, esta oficina de prensa gestionó 71 entrevistas de Artur Mas con los medios extranjeros, organizó encuentros periódicos con los corresponsales y difundió decenas de "argumentarios" para vender las bondades del proceso de secesión en el exterior.

Como si el 155 nunca hubiera existido

El Programa Eugeni Xammar está dirigido desde enero de 2016 por Joan Maria Piqué, ex jefe de prensa de Artur Mas. Fue destituido el pasado mes de octubre en aplicación del artículo 155, pero Quim Torra ha vuelto a restituirle ahora en el cargo.

El otro gran eje de esta estrategia de comunicación ha sido la carísima red de "embajadas" del Diplocat. El informe interno intervenido por la Guardia Civil señala que el Diplocat "ha llevado a cabo una intensiva campaña exterior de relaciones públicas, políticas, mediáticas y académicas, que ha contribuido decisivamente a la difusión internacional del proceso político catalán".

Y añade que "esta relación se intensificará durante el período posterior a las elecciones plebiscitarias [del 27-S], cuando la tarea de difusión internacional del procés entrará en una fase decisiva y será necesario volcar todos los recursos disponibles con la máxima coordinación del mensaje".

Diplocat
El informe interno intervenido por la Guardia Civil a un ex alto cargo de la Generalitat.

El dossier elaborado en otoño de 2015 presume de que, para cumplir este objetivo, la red de embajadas del Diplocat "en un solo año pasará de cinco delegaciones a diez". También en este caso, el Gobierno de Rajoy ordenó cerrar el Diplocat y su red de embajadas en aplicación del artículo 155. Ahora, Quim Torra ha decidido reabrirlas con el visto bueno del Gobierno de Pedro Sánchez, con el fin de seguir recabando apoyos internacionales al proceso de independencia.

"Al mismo nivel que Escocia y Quebec"

El documento desvela que la Generalitat ha estado utilizando para el mismo fin otros organismos como la Agencia de Turismo de Cataluña (ATC), el Institut Ramon Llull (IRM) y el Institut Català de les Empreses Culturals (ICEC). "Los representantes exteriores de estos organismos", dice al respecto, "aunque no tienen el hábito ni la competencia de mantener un discurso político, se han encontrado en algunas ocasiones ante la necesidad de referirse pública o privadamente al proceso político".

El informe alardea de que "los hechos políticos (movilizaciones ciudadanas, pactos políticos, consulta del 9-N, querellas del Estado, etc.) sumados a la estrategia comunicativa internacional del Govern han logrado que hoy Cataluña sea percibida y reconocida como un sujeto político por primera vez, al mismo nivel que Escocia, Flandes y Quebec".

Al respecto, señala que los medios británicos y de Estados Unidos son más sensibles a esta situación, mientras que "los medios de comunicación alemanes y franceses marcan más distancia con el procés y mantienen líneas editoriales más adversas".

Diplocat
El informe interno intervenido por la Guardia Civil a un ex alto cargo de la Generalitat.

El documento interno marcaba los pasos que debía seguir el Govern de Artur Mas. El referéndum de independencia de Escocia celebrado en septiembre de 2014 (en el que finalmente se impuso el No) resulta "beneficioso para el proceso catalán, debido a las naturales comparaciones entre las actitudes de Londres y Madrid", señala.

"Perfil bajo" en los medios rusos

Y añade: "En relación al referéndum de salida del Reino Unido de la UE, la actitud más prudente será adoptar una posición distante pues la sociedad catalana es profundamente partidaria de la UE". Por último, el documento recomendaba "mantener un perfil bajo de Cataluña en los medios rusos de comunicación", para evitar las comparaciones con el caso de Ucrania y la invasión rusa de Crimea.

Como ha informado OKDIARIO, el ex conseller Raül Romeva también utilizó recursos públicos del Diplocat para financiar a organizaciones independentistas (como el sindicato de la CUP Intersindical-SCS, dirigido por el asesino de Terra Lliure Carles Sastre) y para comprar a los observadores internacionales que debían legitimar el referéndum ilegal del 1-O.

Lo último en Investigación

Últimas noticias