Fraude en la Universidad de Cantabria

El decano de las firmas falsas: "Puse dos personas de mi confianza que digan lo que yo voy a decir"

Pablo Coto Millán, el decano de las firmas falsas de la Universidad de Cantabria, reconoció que quería influir en los miembros del tribunal que adjudicaron tres contratos a a una persona de confianza del líder del PSOE de Santander, Pedro Casares. Este hecho constituye una falta administrativa grave.

En la cinta que este viernes publica OKDIARIO, se escucha cómo Coto Millán asegura querer que los miembros del tribunal de selección le hicieran caso en todo hasta el punto de "decir lo que yo quiero que digan". Esa actitud vulnera el Reglamento de Régimen Disciplinario de los Funcionarios de la Administración del Estado, que penaliza el abuso de autoridad en el ejercicio del cargo y califica el hecho de grave.

Reglamento de Régimen Disciplinario de los Funcionarios de la Administración del Estado
Reglamento de Régimen Disciplinario de los Funcionarios de la Administración del Estado

“Cuando tú viniste aquí estábamos trabajando juntos muchísimo. Introduciendo como locos. Y yo tenía una confianza en ti total. Y por eso dije que se te pusiera. Si quiero seleccionar a una persona para un proyecto, lo que quiero es baremarla y tener a dos personas de mi confianza que piensen como yo y que digan lo que yo voy a decir para que se seleccione a la persona que me parece a mí más idonea", asegura Coto.

“Yo confiaba en ti”

Además, el decano de las firmas falsas, Pablo Coto Millán, le recriminó al profesor con el que se encontraba en el despacho, Manuel Agüeros, que le reprochara que las actas de contratación estaban falsificadas.

"¿Cómo me puedes hacer esto si yo confío en ti? ¿Cómo me puedes traer esto justo en el momento en que yo estoy pensando en que voy a defender desde el departamento, o no dentro de veinte días para que deposites tu tesis o lo retrasamos?", dijo el decano de las firmas falsificadas.

Una investigación interna

La Universidad de Cantabria ha abierto un expediente interno para investigar lo sucedido.  El rector de la Universidad de Cantabria, Ángel Pazos, ha explicado que han tomado la decisión de "abrir un procedimiento de información reservada en el que se investigue si se ha podido producir alguna irregularidad en lo que se refiere a lo que mencionan varias informaciones periodísticas".

Pazos ha concretado que la investigación "permitirá clarificar totalmente cómo se ha producido ese proceso de firmas y depurar las responsabilidades si es que existiera el caso en que se hubiera producido alguna irregularidad".

Lo último en Investigación