Fraude en la Universidad de Cantabria

El decano de la Universidad de Cantabria sabía que falsificaron su firma e intentó ocultarlo

El decano de la Universidad de Cantabria reconoce por segunda vez que falsificaron su firma

La Universidad de Cantabria abre una investigación por el caso de las firmas falsificadas

Pablo Coto Millán, el decano de la Universidad de Cantabria que autorizó la contratación de la persona de la confianza de Pedro Casares, líder del PSOE en Santander, sabía que falsificaron su firma en las actas de contratación y no dio parte al rectorado. En la cinta que hoy publica OKDIARIO se escucha al decano volver a reconocer que él jamás firmó esos documentos y confiesa que pese al fraude tiene la conciencia tranquila.

El decano recibió en su despacho de la Facultad al profesor Manuel Agüeros Sánchez, que integró el tribunal donde se adjudicaron dichos proyectos. En esa reunión, Coto reconoció por segunda vez que sabía que alguien había falsificado su firma.

“Vuelvo a decirte que esto es un despropósito pero en lo que a mí me atañe, tengo la conciencia tranquila. Y si tú no firmaste eso y si yo no lo firmé, alguien lo habrá firmado. Ya veremos quién es el responsable”, dijo el decano de la Universidad de Cantabria.

Los tres proyectos que fueron adjudicados a la persona de confianza del socialista Casares llevan la firmas de los miembros de la comisión de selección. Dicho claustro estaba formado por Pablo Coto Millán, decano de la Facultad de Económicas; Manuel Agüeros Sánchez, profesor de Economía, y Pedro Casares, líder del PSOE de Santander y profesor en la Universidad de Cantabria.

En otro momento de la reunión, Coto Millán instó al profesor Manuel Agüeros a que se olvidara del asunto de las firmas falsificadas asegurando que quería zanjar el asunto y olvidarse del asunto de la falsificación de firmas.

“La anomalía aquí entra cuando yo te sugiero que tengas confianza en mí y que dejaras ciertas amistades. Pero tú eres libre de tener las amistades que quieras. Yo te he dicho, mira Manuel, zanjamos este asunto, nos olvidamos de él y nos ponemos a trabajar en la tesis”, dice el decano Coto Millán.

Segunda vez que lo reconoce

Tal y como ha publicado OKDIARIO, se trata de la segunda ocasión en la que el decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Cantabria reconoce que él jamás firmó las actas de contratación. Es decir, que habían falsificado su firma.

Coto Millán ya aseguró que la firma reflejada en las actas de contratación no es suya: “Tú me dices que tú tampoco firmaste. Vale. Yo te digo que yo tampoco firmé. Independientemente de eso ya buscaremos a ver quién lo ha firmado”.

Últimas noticias