EXCLUSIVA MUNDIAL / PRIMERA ENTREVISTA EN FORMATO TV (3ª PARTE)

Corinna: «El Rey quería saber con qué periodistas hablo, me dijo: ‘¡Dame sus nombres y nos ocupamos de ellos!’»

  • Manuel Cerdán y Eduardo Inda

El Rey Emérito Juan Carlos I aprovechó su último encuentro con Corinna Sayn Wittgenstein, que tuvo lugar en Londres en marzo de 2019, para intentar averiguar qué periodistas estaban en contacto con ella, con el fin de impedir que siguieran publicando noticias comprometedoras sobre su relación y sobre la fortuna oculta del ex monarca en varios paraísos fiscales.

En su entrevista exclusiva con OKDIARIO, Corinna se muestra convencida de que este encuentro, que se celebró en la vivienda de la princesa germana en Londres, había sido organizado hasta el último detalle por el entonces director del CNI, Félix Sanz Roldán, para intimidarla o tenderle una trampa.

No sólo eso, sino que sospecha que Juan Carlos I acudió a su domicilio con un micrófono oculto en un pin con la bandera española que portaba en la solapa, con el fin de grabar la conversación: «A Juan Carlos no se le daba nada bien jugar a ser 007 porque fue simplemente una situación embarazosa y nos quedamos atónitos de adonde habían llegado las cosas», explica Corinna.

–Corinna Sayn Wittgenstein: El Rey llevaba un pin en la solapa, como una bandera de España, y se comportaba de forma muy rara. No hacía más que echarse hacia delante y preguntarme lo que quería. Así que le pregunté: «¿Estás aquí para hablar de una salida pacífica, constructiva y digna a esto para nuestras familias, o ha preparado el general [en referencia a Félix Sanz Roldán] esta visita?». Me respondió enigmáticamente. Primero empezó a decirme que el general era su mejor… mayor protector, un amigo íntimo… Y después dijo que sin el general… –e hizo un gesto muy raro con la mano– él estaría… Eso fue lo que nos indicó. De pronto me preocupó de veras que el general podía estar usando al ex rey de España como espía. Había venido a Londres con un micrófono oculto, como todos los demás, para tender una trampa a su ex novia. Pienso que a Juan Carlos no se le daba nada bien jugar a ser 007 porque fue simplemente una situación embarazosa y nos quedamos atónitos de adonde habían llegado las cosas.

La princesa germana esperaba que la cita sirviera para poner fin al acoso al que se veía sometida por parte del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) desde el accidente de la cacería de Botswana. Pero pronto descubrió que la finalidad de la visita de Don Juan Carlos era muy distinta:

–Corinna: Quiso hablar con mi asesora de comunicaciones, Salamander, porque quería saber los nombres de los periodistas españoles que hacían preguntas inconvenientes. Lo hizo de tal modo que era casi: «Danos los nombres y nosotros nos ocupamos de ellos»; así que Salamander fue muy diplomática. Respondió a su llamada y le dijo que los medios de todo el mundo estaban haciendo preguntas y que no había nadie en particular.

Lo último en Investigación

Últimas noticias