La Venezuela de Nicolás Maduro reconoce una inflación del 9.585,5% en 2019

nicolas maduro noruega oposicion venezuela juan guaido
El dictador venezolano, Nicolás Maduro, en un acto del régimen hablando al pueblo venezolano. Foto: AFP
  • Raúl Redondo | Atalayar.com

Venezuela se sigue viendo azotada por una persistente crisis económica que ahoga a la nación, y continúan arreciando las críticas contra la gestión del Estado venezolano dirigido por Nicolás Maduro, la cual ha conducido a la economía del país latinoamericano a una superinflación desbocada, reconocida incluso por organismos oficiales, como el Banco Central de Venezuela (BCV). Esta institución ha informado que 2019 acabó con una inflación del 9.585,5%; aunque estas cifras contrastan con otras peores servidas por organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) o nacionales como la Asamblea Nacional de mayoría opositora.

El BCV se instaló en un silencio informativo preocupante al respecto durante los ejercicios de 2016, 2017 y 2018, y ahora alumbra unos devastadores datos que ponen de manifiesto que prosigue la dura caída de las finanzas del país latinoamericano, seguramente el más castigado del cono sur tras la nefasta planificación de los últimos años.

Ya en mayo de 2019 la entidad regidora bancaria nacional, tras tres años de silencio sepulcral, reveló que en 2018 la inflación cerró en el 130.060,2% y que el Producto Interior Bruto (PIB) se había contraído a la mitad desde 2013, año en el que asumió el sillón presidencial Nicolás Maduro, sucediendo al fallecido Hugo Chavez.

Esta cifra es ampliamente superada por los cálculos propios e independientes del Parlamento opositor, que habla para ese mismo período de una subida exorbitante de los precios del 1.698.844,2%. Aunque para 2019 la institución parlamentaria ya refirió una inflación del 7.374,4%.

Más adelante, en el mes de octubre, el Banco Central reconoció una inflación acumulada en los tres primeros meses de 2019 del 4.679,5% y una caída del PIB del 26,8% en el primer trimestre de ese mismo año.

Las cifras arrojadas continúan confirmando la tremenda deriva destructiva que sigue Venezuela, un país que en tiempos pretéritos gozaba de una situación financiera envidiable gracias a sus ingentes recursos naturales y petrolíferos.

La gran subida de los precios reconocida por el propio BCV supera incluso los datos presentados por el Parlamento, de mayoría opositora, que desde el año 2017 ofrece sus propios datos inflacionarios y que la calculó sobre el ya citado dato del 7.374% para el pasado ejercicio de 2019.

Mientras, desde fuera llegan datos que presentan un panorama aún más sombrío. En esta línea, el Fondo Monetario Internacional (FMI) habló de una inflación del 200.000% para el año 2019, periodo en el que la devaluación del bolívar (moneda local) se situó en el 98,6%, derivando a un proceso de dolarización encubierta de la economía venezolana.

De hecho, en varios establecimientos existen artículos que no se pueden adquirir en tiendas normales y que entran dentro del circuito comercial en el que se utiliza el dólar como moneda de curso en lugar del bolívar.

El escenario económico actual sigue afectando duramente a la ciudadanía venezolana, que sufre la carencia de productos, incluso de primera necesidad, a los que no pueden acceder muchas personas; lo que ha provocado una situación de éxodo poblacional histórico, con una salida de en torno a los 4,6 millones de venezolanos que han salido del país desde 2015, según cifras de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

El régimen bolivariano de Nicolás Maduro achaca el abismo económico que padece el país a la actuación de sus enemigos políticos internos y externos. Venezuela se ve sumida en una guerra interna abierta entre los oficialistas y la oposición liderada por Juan Guaidó, líder de la Asamblea Nacional y presidente interino reconocido por una cincuentena de países, incluidos los del Grupo de Lima y Estados Unidos. La bancada opositora exige un nuevo proceso electoral al entender que hubo fraude en los últimos comicios que le otorgaron el poder a Nicolás Maduro.

Por otro lado, hay que destacar la situación de embargo que pesa sobre Venezuela a instancias de EEUU, declarado rival del poder bolivariano; un bloqueo aplicado, sobre todo, en el sector petrolero, principal fuente de financiación de Venezuela a lo largo de los años.

Lo último en Internacional

Últimas noticias