La UE aplaza una cumbre con Israel a causa de la ampliación de asentamientos en Cisjordania

Irán
Federica Mogherini, responsable de Exteriores de la Unión Europea (Foto: AFP)

En pleno idilio entre Israel y Estados Unidos, tras la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, y a pocos días de que el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, viaje desde Jerusalén a Washington para ser recibido por el presidente, la Unión Europea insiste en separar sus prioridades en política exterior de las de Trump. Si éste apoya incondicionalmente al Estado judío, los ministros de Exteriores de la UE han aplazado el Consejo de Asociación bilateral con Israel por su política expansiva de asentamientos en Cisjordania.

Varios países, entre ellos, Francia, Suecia e Irlanda, han rechazado mantener ese encuentro después de que Netanyahu impulsara un plan para construir 2.500 nuevas viviendas en los territorios palestinos, que ha coincidido con la salida de Barack Obama –con una malísima relación personal con le premier israelí– de la Casa Blanca. El Consejo de Asociación entre la UE e Israel previsto para el 28 de febrero "se retrasa", han confirmado a Europa Press varias fuentes diplomáticas.

Francia, los nórdicos, Irlanda, Austria, Países Bajos han razonado que la política de Israel obstaculiza todavía más una solución de dos Estados viable para la región. "No podemos hacer como si nada", ha justificado una fuente diplomática. El número de viviendas autorizadas recientemente "son más" que las autorizadas "durante todo el año 2016", una tendencia que "inquieta", ha recordado otra fuente.

Los países del este, más cercanos a Israel

En cambio, Polonia, Hungría, Rumanía y República Checa han sido los países que "más han empujado" para mantener la reunión con Israel a finales de febrero, mientras que otros países como Luxemburgo han dejado claro que la reunión "no es un premio" para Israel.

"Los ministros han decidido evaluar en el próximo Consejo [de Exteriores en marzo] si es oportuno tener una reunión privilegiada con Israel" a la luz de la evolución de la situación, han explicado fuentes diplomáticas, que han recordado que la UE e Israel no celebran un Consejo de Asociación en los últimos cinco años.

La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, ha dejado claro que la posición de la Unión Europea sobre los asentamientos israelíes y el estatus de Jerusalén "no cambia" a pesar de los "muchos cambios" en las políticas de la comunidad internacional consolidadas en la región, en alusión también al posible traslado de la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén, algo que preocupa al bloque.

Mogherini en Washington

La jefa de la diplomacia europea ha vuelto a dejar claro que la UE no trasladará su embajada de Tel Aviv y ha reiterado que los asentamientos "son ilegales" a la luz del Derecho Internacional y no sólo "no ayudan para nada" sino que "hacen más difícil lograr una solución de dos Estados". No obstante, Mogherini ha dicho que la UE comenzará "ahora" a "preparar" el Consejo de Asociación con Israel, admitiendo que su "contenido y alcance exacto" lo deben decidir los Veintiocho por "unanimidad".

"Creemos que no se deben dar pasos unilaterales que pondrían en peligro los resultados de una negociación", ha remachado la jefa de la diplomacia europea, al tiempo que ha insistido en que la UE seguirá trabajando con sus socios para tratar de avanzar en el proceso de paz en Oriente Próximo, incluido con Estados Unidos.

Así, ha insistido en que la cooperación con la una nueva Administración estadounidense en Oriente Próximo será una de las cuestiones que abordará durante su viaje a Washington a finales de semana –jueves y viernes–, incluido con el asesor de Trump y marido de su hija Ivanka, el empresario judío Jared Kushner.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, ha subrayado que la posición que defiende la UE está "bien consolidada" y que Mogherini así lo trasladará en su viaje a Washington.

Por otro lado, Mogherini ha avanzado que la UE reforzará su cooperación con Egipto, un país clave en la región, incluido para resolver el conflicto en Oriente Próximo, en materia económica, pero también antiterrorista y para promover un diálogo sobre inmigración, aunque ha dejado claro que la UE no busca sellar un acuerdo similar al suscrito con Níger, Nigeria, Malí, Senegal y Etiopía, muy centrado en aumentar la tasa de expulsión de inmigrantes irregulares a cambio de ayuda.

Lo último en Internacional

Últimas noticias