La petrolera Aramco cierra la compra de la surcoreana Hyundai Olibank

La operación se ha cerrado por unos 1.200 millones de dólares

Aramco
Saudí Aramco
  • Atalayar.com

Aramco, la petrolera estatal de Arabia Saudí, ha completado este martes la adquisición del 17% de la compañía surcoreana Hyundai Olibank por unos 1.200 millones de dólares, según ha explicado la compañía en un comunicado disponible en su página web. Aramco prevé con esta compra elevar las exportaciones de crudo producido por Arabia Saudí a Corea del Sur, según un acuerdo al que llegaron ambas firmas en abril, cuando anunciaron la operación que se ha materializado este martes. La empresa indica que en su comunicado que con estos movimientos espera colocar mejor su crudo en los mercados asiáticos y aprovechar todas sus capacidades comerciales.

La transacción se ha realizado a través de la filial de la petrolera Aramco Overseas tras recibir el visto bueno de los reguladores y obtener las autorizaciones necesarias. Esta compra refuerza la estrategia de Aramco para expandir su presencia global en mercados clave en negocios rentables como refinería, productos químico o marketing.

La operación ha tenido lugar una semana después de que la petrolera estatal protagonizase la operación de venta pública de acciones de la Historia y empezase a cotizar en Tawadul, el parqué de Riad. El objetivo de Aramco es hacerse con más fondos a través de diferentes fórmulas financieras.

Hyundai Olibank es una refinería privada fundada en 1964. Su centro de trabajo más importante es ‘The Daesan Complex’, donde están localizadas sus mejores instalaciones. Se trata de una planta de refinería moderna en la que se pueden procesar hasta 650.000 barriles de petróleo al día. Además, la compañía cuenta con cinco filiales subsidiarias en la que trabajan con bases de lubricantes, petroquímicos y refinamiento de petróleo. También cuentan con una amplia red de gasolineras.

Aramco lleva tiempo buscando sinergias con empresas surcoreanas. El pasado mes de junio se firmaron hasta 12 acuerdos con importantes compañías de Corea de Sur para reforzar las relaciones con el país, ampliar las operaciones internacionales y dar soporte a la asegurar el suministro energético de la región con la venta de crudo árabe en los mercados asiáticos.

El presidente de Aramco, Amin H. Nasser, explicó tras la firma de los acuerdos: “Solo hace unas pocas décadas, las compañías coreanas jugaban un papel vital en el desarrollo de exploración en el mar de Saudi Aramco. Desde entonces, se han movido a otros sectores que cuadran con la estrategia de diversificación de Saudi Aramco. Los acuerdos de hoy marcan una nueva era de cooperación con nuestros socios coreanos”.

Una de las empresas que participó en la firma de estos proyectos con Aramco fue la propia Hyundai Oilbank. Las otras fueron Hyuandai Heavy Industries, Hyundai Motor Group, Korea National Oil Corporation, Hyosung, GS Holdings o Daelim Industrial.

Como parte de su plan de diversificación, Aramco firmó un ambicioso acuerdo con Hyuandai motor para expandir el uso del hidrógeno en los motores, tanto en Arabia Saudí como en Corea del Sur. También acordaron avanzar en el desarrollo de materiales no metálico en varios sectores, incluido el de la automoción, según informó la compañía automovilística en un comunicado recogido por Europa Press. “La colaboración entre Hyundai Motor y Saudi Aramco acelerará el progreso hacia una sociedad del hidrógeno al expandir el acceso a una robusta infraestructura de hidrógeno y vehículos eléctricos con pilar de combustible”, afirmó el vicepresidente de Hyundai Motor.

Lo último en Internacional

Últimas noticias