El partido flamenco fiel a Puigdemont amenaza con abandonar el Grupo de Conservadores si sigue VOX

N-VA, nacionalistas de Flandes y partidarios de Carles Puigdemont, prófugo de la justicia de España tras el golpe de Estado en Cataluña en 2017, sopesa abandonar el Grupo de Conservadores y Reformistas Europeos (ECR) en el Parlamento Europeo tras la adhesión de VOX.

PUIGDEMONT
Bart De Wever, lider de NVA, nacionalistas de Flandes. @Getty

N-VA, nacionalistas de Flandes y partidarios de Carles Puigdemont, prófugo de la justicia de España tras el golpe de Estado en Cataluña en 2017, sopesa abandonar el Grupo de Conservadores y Reformistas Europeos (ECR) en el Parlamento Europeo tras la adhesión de VOX, la formación de Santiago Abascal. "Lo decidiremos pronto", ha señalado en un comunicado.

"La N-VA decidirá pronto sobre su elección de grupo", ha indicado un portavoz de la formación consultado por Europa Press, al ser preguntado sobre el futuro de los nacionalistas flamencos tras la incorporación de Vox al grupo con el que ha estado presente hasta ahora en la Eurocámara. Las negociaciones para formar los grupos que compondrán el nuevo hemiciclo a partir del 2 de julio siguen abiertas, por lo que no todos han confirmado aún cuál será su futura composición.

Preguntados por si la llegada del partido español puede alterar la decisión que están por tomar, fuentes parlamentarias de la N-VA admiten "no poder imaginar a la N-VA en el mismo grupo que VOX". En el caso de ECR, que cuenta por el momento con 65 eurodiputados, las fuentes consultadas tampoco han querido aclarar si la entrada de los tres eurodiputados de VOX implicará la salida de los tres representantes de la N-VA.

"No podemos hablar por los partidos", argumentan los conservadores, que en su reunión del próximo miércoles tramitarán oficialmente la solicitud de ingreso del partido de Santiago Abascal. En el comunicado con el que el partido español ha anunciado su adhesión a ECR, también ha advertido de que su entrada se produce tras obtener garantías del grupo de que "los partidos que lo integran, sin excepción, no interferirán en el orden constitucional, integridad territorial y soberanía de los Estados miembros".

Durante la campaña electoral de las europeas de mayo, el partido ultraconservador en el Gobierno polaco, Ley y Justicia (PiS), que ahora lidera también el grupo ECR, mantuvo contactos con VOX y adelantó el entendimiento entre ambos. Sin embargo, persistían las dudas de que el partido de VOX pudiera convivir en ECR con los nacionalistas flamencos cuyos principales representantes en Bélgica arroparon abiertamente a Puigdemont en su desafío secesionista.

El ex presidente catalán huyó a Bélgica en 2017 para evitar ser juzgado por intentar la independencia de Cataluña con un golpe de Estado y lo hizo días después de que el entonces secretario de Estado responsable de Inmigración, el nacionalista flamenco Theo Francken, abriera la puerta a dar asilo político a Puigdemont si lo solicitara en Bélgica.

En el plano nacional, la N-VA, que se mantiene como la fuerza más votada en Bélgica a pesar de haber perdido apoyos tras las elecciones federales y regionales de mayo, ha levantado el cordón sanitario que tradicionalmente imponen los partidos belgas a la extrema derecha flamenca y mantiene contactos con el Vlaams Belang para formar gobierno en Flandes.

Lo último en Internacional

Últimas noticias