Ropa

Cómo planchar una camisa

Planchar una camisa
Pasos para planchar una camisa

Planchar una camisa es una de esas tareas cotidianas que realmente marca la diferencia. Dominar esta técnica nos permitirá lucir esta prenda en las mejores condiciones posibles.

Planchar una camisa es una tarea que debemos poder ejecutar a la perfección. Esas camisas que hay en el armario y que deben quedar perfectas para poder lucirse como deberían. El arte de planchar no es más que una combinación de elementos esenciales. Una buena colocación de la ropa y una herramienta que nos permitirá dejarla perfecta, serán los elementos necesarios para poder triunfar. Toma nota de esta técnica para poder tener siempre la ropa en perfectas condiciones, descubre cómo planchar una camisa de forma rápida y sencilla con estos pasos básicos.

Pasos para planchar una camisa

  1. Empezamos esta tarea con una camisa recién lavada. La forma de secarla puede ser determinante, si la tendemos intentaremos sacudirle el agua y colocarle bien extendida para que no coja una forma extraña. En el caso de usar secadora, la sacamos y alisamos con las manos, la colgamos en la percha y abotonamos la parte superior, de esta manera tendrá la forma ideal.
  2. Si usamos plancha de vapor, llenaremos el depósito de agua destilada o embotellada, la del grifo tiene algunas partículas que podrían obstruir la plancha. Sabremos que no funciona bien si a la hora de planchar elimina mucha agua, habrá algún tipo de obstrucción en alguna parte.
  3. Dejamos que la plancha se caliente, normalmente tendrá un indicador que nos diga si está en optimas condiciones. Dependiendo de lo arrugada que esté la camisa necesitará más o menos temperatura. Es importante determinar el tipo de tejido que vamos a planchar para seguir las indicaciones del fabricante.Cómo planchar una camisa
  4. Ponemos un poco de almidón, lo venden es spray y marcará la diferencia, nos dará el acabado perfecto que vamos a buscar. La retiramos de la percha y colocamos el almidón.
  5. Colocamos la camisa de tal manera que quede el cuello sobre la tabla de planchar. Esta parte merece una atención especial. Lo haremos desde las puntas hacia dentro, centrándonos en la parte interna del cuello.
  6. Seguimos por el canesú y los hombros. Colocaremos después las mandas sobre la tabla y las plancharemos. Daremos paso a la parte trasera cuando tengamos las mangas bien planchadas. Si es de manga larga es importante guiarnos por las costuras. La forma de cada camisa puede ser diferente y siempre serán las costuras las que nos marcarán el camino a seguir.

Con la camisa planchada vamos a volver a colocarla en una percha, este paso es importante para evitar que se vuelva a arrugar. Iremos colocando todas las camisas, abotonando la parte superior para que no coja una forma extraña.

Lo último en How To