Hogar

Cómo hacer vestidores pequeños

Hacer vestidores pequeños
Pasos para hacer vestidores pequeños

Hacer vestidores pequeños nos ayudará a aprovechar cualquier pequeño rincón para poder organizar mejor nuestra ropa. Cumple un pequeño sueño y amplía el espacio que ocupa tu ropa, atrévete con algunas soluciones de almacenaje muy necesarias.

Hacer pequeños vestidores en casa nos permitirá tener siempre la ropa en perfectas condiciones. No es necesario que tengamos un gran espacio para convertirlo en ese armario de ensueño. Con unos sencillos consejos podemos convertir rincones hasta ahora desaprovechados en zonas ideales para colocar nuestra ropa.

Necesitamos hacernos con las herramientas necesarias y los sistemas de almacenaje que más se adapten a nuestros objetivos. Tener ese pequeño vestidor de ensueño será una de las tareas de bricolaje más provechosas para nuestra casa. El orden es importante, ayudará a tener siempre lista la ropa y a mantenerla en perfectas condiciones. Toma nota de estas ideas, seguro que te encantarán.

Pasos para hacer pequeños vestidores

  1. Vamos a empezar la tarea de hacer un vestidor viendo el espacio de que disponemos. Podemos colocar este pequeño vestidor en cualquier rincón. Analizaremos bien el espacio y empezaremos a trazar un plan.
  2. Los muebles abiertos son un acierto. Podemos usar unas estanterías para empezar a trazar el diseño del vestidor perfecto. Cerrarlos será una opción posterior, pero de momento colocaremos las estanterías o las baldas en el lugar elegido.
  3. Debemos tener en cuenta el tipo de prenda que vamos a poner. Podemos dejar una balda o una parte más elevada para colgar las camisas y los vestidos. Las camisetas, pantalones, faldas y zapatos podrán caber perfectamente en otra parte del vestidor.
  4. Un barral colocado de forma estratégica nos puede servir como colgador en una habitación o rincón que tenemos desaprovechado. Podemos utilizar pequeños percheros móviles, nos permitirá moverlos y montarlos en unos pocos minutos.Cómo hacer vestidores pequeños
  5. Los módulos que seguirán a este barral pueden ser de lo más variados, cajones o estanterías que irán formando ese vestidor pequeño de ensueño que le dará una nueva vida a un rincón.
  6. Las cestas de la ropa son perfectas para poner los zapatos o los complementos. Pequeños objetos que usamos de vez en cuando y que deben estar listos para la acción. Podemos pintarlas y adaptarlas a la decoración en general.
  7. Si queremos un poco más de intimidad, podemos colocar unas cortinas a nuestro vestidor. Hay modelos realmente sencillos de colocar que están listos para esconder el vestidor y darle un poco menos de protagonismo. La tendencia de tener todo a la vista va ganando seguidores, aunque cada vestidor es un elemento muy personal.

Solo nos quedará ponernos manos a la obra con esta pequeña obra de bricolaje. Tendremos listo un pequeño vestidor perfecto para conseguir ordenar nuestra ropa de forma eficiente y rápida.

Últimas noticias