Decoración

Cómo hacer floreros con botas

floreros botas
Guía para que sepas cómo hacer floreros con botas

Si te gusta el reciclaje y las manualidades y deseas hacer algo distinto con las plantas en tu jardín, terraza o balcón, nada cómo hacer estos bonitos floreros con botas que ahora te explicamos.

Para la decoración de la casa o también la del jardín, reciclar elementos que tenemos por casas y vamos a tirar, es algo que se está poniendo muy de moda, así que una de las mejores ideas para tus flores y plantas es buscarles maceteros originales, por lo que te recomendamos que sigas ahora esta guía de pasos, en la que te explicamos cómo hacer floreros con botas.

Seguro que si en algún momento has buscado en internet ideas originales para hacer maceteros o floreros para las plantas del jardín, habrás visto imágenes de floreros hechos con botas ya que estas, aportan un toque divertido y sobre todo son fáciles de convertir en macetas recicladas, algo que incluso se ha puesto de moda en algunas ciudades como Copenhague, donde suelen verse muchas botas de lluvia convertidas en macetas, de modo que si tú también deseas poder tenerlas para tus flores, sigue ahora estos pasos.

Pasos para hacer floreros con botas

No es difícil tratar de tener macetas multicolores hechas de botas de goma para la lluvia. Simplemente sigue este sencillo procedimiento:

  1. Lo primero de todo será recuperar primero un par de botas de goma de lluvia usadas. Pueden ser las de cuando eras niño o las botas que tus hijos ya no usen porque se les han quedado pequeñas. Si en cambio no tienes botas de lluvia viejas en casa, puedes encontrarlas  en las tiendas que venden artículos usados tanto físicas como online o puedes preguntarle a amigos o familiares que quizás, pueden haber conservado un par de botas de goma que ya no utilicen.
  2. Coge las botas y con unas tijeras o un cúter, debes hacer pequeños agujeros en la suela para permitir el drenaje del agua cuando riegues las plantas que coloques dentro, y evitarás así estancamientos de agua. Dependiendo de la dureza de la suela, puede ser necesario usar un taladro.
  3. El siguiente paso consistirá en llenar la bota con tierra del tipo que mejor se adapte a las flores o plantas que hayas decidido cultivar.
  4. Tendrás que seleccionar cuidadosamente las plantas de semillero o las flores que se transferirán a la bota. Lo ideal sería observar las variedades que tengan tallos largos y preferiblemente calificadas entre las plantas bulbosas, como los tulipanes, narcisos y jacintos. Campanillas, pensamientos o petunias también pueden resultar adecuados.
  5. Lo único que tienes que hacer es plantar las semillas o transplantar las flores, como harías en cualquier otra maceta.
  6. Una vez hayas plantado las flores o semillas, riega y ya las puedes colocar en el lugar del balcón, terraza o jardín que más te guste o que esté indicada (sol o sombra) según las necesidades de la planta.
  7. Si se trata de una planta de interior, también puedes colocar tu bota en el lugar de la casa que prefieras, pero coloca también un platillo debajo para que el agua que suelte cuando riegues la planta, no manche por debajo.
  8. Si deseas colgar las macetas, puedes hacer un agujero en la parte superior  y colgar con un gancho de estas para luego colgar por ejemplo de la barandilla del balcón, o de un lugar específico para ello en la terraza o jardín.

Lo último en How To