Decoración

Cómo hacer una composición de cuadros en la pared

composición de cuadros en la pared
Aprende cómo se hace una composición de cuadros en la pared

¿Te gusta decorar las paredes con cuadros? Quizás tengas pensado el colocar uno o dos en la pared del salón o en tu dormitorio, pero ¿sabías que es importante saber cómo hacer una buena composición con ellos? Veamos entonces paso a paso, y de un modo fácil, cómo hacer una composición de cuadros en la pared.

Si tienes un cuadro de grandes dimensiones para una de las paredes de tu casa apenas tendrás problemas a la hora de colgarlo y hacer que sea el protagonista de la pared, pero cuando tenemos varios cuadros, e incluso de distinto tamaño, es mejor saber de qué modo podemos colgarlos para que puedan crear una composición armoniosa. Veamos entonces cómo proceder.

Pasos para hacer una composición de cuadros en la pared

composición de cuadros en la pared

Si tienes varios cuadros, de distintos tamaños, algunos enmarcados y otros no, el modo de colgarlos y de formar su composición será clave para marcar la diferencia y hacer que se vea una pared bonita a una caótica y sin sentido.

  1. En primer lugar debes separar los cuadros y decidir de qué modo los vas a colgar. Es decir si por ejemplo tienes cuadros enmarcados y láminas sin enmarcar puedes crear por ejemplo un marco con los primeros y colgar en el centro las láminas. O tal vez, dividir la pared con una línea imaginaria y optar por colgar a un lado los cuadros con marco y al otro las láminas.
  2. Por otro lado, debes tener en cuenta también la distancia entre los cuadros. Si son pequeños la distancia puede ser pequeña, pero si son más grandes la distancia debe ser mayor, aunque siempre deberías respetar un mínimo de cinco centímetros entre cuadro y cuadro.
  3. En cuanto al modo en el que vayas a colocar los cuadros, si optas por una composición vertical crearás un efecto en el que el techo se vea más alto, mientras que las composiciones en horizontal son mejor opción para los pasillos.
  4. También debes tener en cuenta el tamaño de la pared, ya que si es pequeña y la llenas de cuadros, se verá todavía más reducida. Es mejor elegir tres o cuatro cuadros como mucho y jugar con su posición para lograr que la pared se vea más grande.
  5. Otra buena idea es la de optar por un número determinado de cuadros y dividir estos en varios niveles. De este modo si tienes cuatro cuadros, puedes colocar dos y otros dos debajo, si tienes seis, colocar tres y tres y así sucesivamente.
  6. También podemos elegir formar figuras con los cuadros en la pared. Por ejemplo, colocarlos para que formen un gran cuadrado, un rectángulo o porque no, un triángulo.
  7. En cambio si tienes cuadros con marcos que sean diferentes, puedes colgarlos de manera aleatoria de modo que la pared adquiera ritmo y la estancia se vea realmente llamativa.
  8. Por último será bueno señalar que antes de colgar tu composición de cuadros en la pared, es mejor colocarlos en el suelo y ver cómo quedan en la composición que hayas pensado para ellos. Si te gusta ya puedes proceder y colgarlos en la pared.

Lo último en How To