Remedios

Cómo hacer caramelos balsámicos caseros

Con un poco de limón, azúcar, miel y menta, puedes hacer unos caramelos balsámicos caseros, para aliviar cualquier dolor de garganta.

Cómo hacer caramelos balsámicos
Pasos para hacer caramelos balsámicos caseros

Uno de los mejores remedios para aliviar una tos o un dolor de garganta durante un resfriado, es la de tomar un caramelo y aunque lo cierto es que podemos comprarlos en farmacias de forma fácil, también podemos intentar hacerlos por nuestra propia cuenta. Veamos a continuación, una guía de pasos en la que os explicamos Cómo hacer caramelos balsámicos caseros.

Gracias a tomarnos un caramelo balsámico, podemos aliviar la nariz y la garganta y de este modo poder volver a respirar profundamente de nuevo. Estos son caramelos cuyas propiedades nos permiten despejar las fosas nasales o también suavizar una garganta irritada de modo que vemos a continuación el modo de hacerlos en casa de manera sencilla.

Ingredientes y utensilios

  • 4 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • 2 cucharadas de agua
  • Media cucharada de miel
  • 2 cucharadas de jarabe de menta
  • Azúcar glas
  • Cacerola antiadherente
  • Bandeja para hornear
  • Papel para hornear

Pasos para hacer caramelos balsámicos caseros

hacer caramelos balsámicos

  1. Comenzamos nuestra receta para hacer caramelos balsámicos, exprimiendo un limón en un recipiente.
  2. A continuación, tienes que añadir el azúcar, y lo mezclamos bien. Ahora pasa esa mezcla a una cacerola que sea antiadherente y enciende el fuego. Ves cocinando a fuego lento hasta que veas que la mezcla se vuelve ámbar (tomará aproximadamente 4 minutos desde el momento en que comience a hervir). Ten cuidado de no quemar la mezcla.
  3. El siguiente paso será la de añadir la miel a la mezcla, y después tienes que añadir el agua. En el caso de que veas que la mezcla está algo endurecida puedes añadir una tercera cucharada a la mezcla.
  4. El siguiente paso consiste en remover bien todos los ingredientes, apagas el fuego y a continuación, agregas el jarabe de menta. En este punto, remueve de nuevo hasta que todo esté bien mezclado.
  5. Nuestros caramelos balsámicos para tratar resfriados, ya están casi hechos, tan solo nos quedará insertar la mezcla en un molde de silicona para dulces pequeños o bombones, o en una bolsa de pastelería para que se viertan de manera precisa. En el último caso, simplemente toma una bandeja para hornear y cúbrela con papel de hornear y luego vierta el líquido y haz la mayor cantidad de dulces circulares posible.
  6. En este punto, espolvorea los dulces con el azúcar glas y deja que se enfríen a temperatura ambiente. No es necesario que los cocines.
  7. En el caso de que uses el molde de silicona para bombones. Tienes que dejar este en la nevera durante varias horas y una vez se hayan endurecido desmoldas los caramelos y de nuevo, espolvoreas con un poco de azúcar glas.

Hacer estos caramelos balsámicos es realmente fácil, pero si crees que el jugo de menta le dará un sabor demasiado fuerte puedes eliminarlo sin problema de la receta ya que el resultado, será el mismo.

Lo último en How To

Últimas noticias