Curiosidades

Cómo hacer aceite de romero en casa fácilmente

El romero tiene muchas propiedades curativas

hacer aceite de romero
El romero tiene muchas propiedades curativas

El romero tiene propiedades curativas que son reconocidas desde hace cientos de años, especialmente en la época del Antiguo Egipto ya que por aquel entonces era una planta muy apreciada. Si quieres saber cómo hacer aceite de romero en casa, sigue leyendo y toma nota de las pautas para lograrlo fácilmente.

Aunque en épocas antiguas era un ingrediente habitual en las dietas de romanos y griegos, también se utilizaba mucho el romero como planta medicinal para sanar. Entre sus principales beneficios está que es bueno para el cutis, el cabello o los dolores musculares, entre otros.

Pasos para hacer aceite de romero en casa

  1. Lo primero que tienes que hacer es conseguir las ramas de romero, que puedes comprarlas o bien cultivar la planta en casa. Las ramas deben estar totalmente secas.
  2. Pon el romero en un recipiente y no le quites nada, ya que todo se puede aprovechar.
  3. Vierte aceite de oliva hasta cubrir el romero por completo y tapa el recipiente.
  4. Deja la mezcla en un lugar templado y oscuro durante al menos un mes, tiempo mínimo necesario para que pueda macerar y reposar.
  5. Transcurrido el tiempo de reposo, cuela el aceite y guárdalo en un frasco de cristal que tenga un cierre hermético para que no se pierda el aroma.

Principales beneficios del aceite de romero

  • Envejecimiento: una de sus principales propiedades es que combate el envejecimiento, especialmente si lo mezclas con hierbabuena. Su efecto es instantáneo a la hora de relajar el cutis e hidratar las células de la piel.
  • Problemas respiratorios: es muy eficaz para combatirlos, por ejemplo gripe, alergias o resfriados. También es beneficioso para tratar el dolor de cabeza y calmarlo rápidamente.
  • Memoria: es eficaz para mejorar la lucidez mental y fortalecer la memoria.
  • Heridas: gracias a sus propiedades es muy bueno también para tratar las heridas superficiales, ya que actúa como una barrera de protección frente a la suciedad o las bacterias que podrían provocar infecciones.
  • Cicatrizante: el aceite de romero tiene también un alto poder cicatrizante, siendo muy eficaz para que la piel se regenere rápidamente.
  • Antiinflamatorio: entre sus propiedades destaca también que es un potente antiinflamatorio y calmante que es perfecto en procesos inflamatorios provocados por traumatismos, artritis, hemorroides o reuma, entre otros. Se suele aplicar en zonas con dolores musculares para dar un suave masaje.
  • Dentífrico: el aceite de romero es perfecto para mantener una salud bucodental óptima, ya que elimina las bacterias de los restos de comida y elimina el mal aliento.
  • Ansiedad: si padeces estrés o ansiedad, el aceite esencial de romero mejorará tu estado de ánimo y despejará tu mente, por ejemplo si lo pones en un ambientador.
  • Tónico: tiene también efectos tónicos, gracias a los cuales se refuerza el sistema inmunológico y se estimula la circulación sanguínea, lo que a su vez será de ayuda para prevenir enfermedades digestivas y respiratorias.
  • Diurético: entre sus propiedades también están la capacidad para eliminar líquidos con eficacia, muy a tener en cuenta si tienes tendencia a retenerlos.
  • Cabello: uno de los grandes beneficiados por el aceite de romero es el pelo, ya que si lo utilizas para tratarlo te vendrá muy bien para combatir la caspa o la caída. Además, relaja el cuero cabelludo y previene tanto la caspa como la caída. Mezcla tres gotas de aceite de romero con aceite de lavanda y hamamelis y aplica en el pelo, obtendrás múltiples beneficios gracias a esta combinación.

Lo último en How To

Últimas noticias