Cómo dar masajes relajantes

dar masaje
Aprende a dar un masaje relajante en sencillos pasos.

Si quieres ofrecer a esa persona que tanto quieres, unos momentos de placer incomparable, ¿por qué no aprendes a dar masajes para poder hacerlo tú misma? Tranquila, dar un masaje, no es difícil, pero requiere algunos conocimientos básicos para no lastimar a la persona que recibe el masaje, y para que de verdad resulte efectivo. Pero, ¿en qué nos puede beneficiar una sesión de masaje, aunque sea casero?

Los masajes no tienen que ser profesionales, tú misma puedes dar un masaje a alguien, si sabes cómo hacerlo, con los mismos resultados que un masaje hecho por un experto. El masaje actúa sobre el organismo a diferentes niveles:

  • Fisiológico: aporta energía al organismo
  • Psicológico: alivia la tensión y mejora el ánimo
  • Terapéutico: relaja y reduce el estrés
  • Estético: tonifican los músculos.

Dar un masaje en la espalda 6 pasos

Antes de nada, ten en cuenta que en la espalda hay una gran cantidad de terminaciones nerviosas, y sufriendo como sufre esta zona con la actividad diaria, un buen masaje en la espalda al terminar la dura jornada, es de lo más relajante que hay. Si no las has probado ya, ¡hazlo!

  1. La persona que va a recibir el masaje ha de permanecer tumbada sobre una cama o camilla especial, y sin ropa. Puede taparse por debajo de la cintura con una toalla, si así está más cómoda.
  2. Unta tus manos con aceite balsámico, que además de relajar la zona, ayuda a realizar los movimientos de manera más precisa.
  3. Coloca tus manos sobre el borde de los omóplatos y realiza un masaje, de arriba hacia abajo y arrastrando suavemente todos tus dedos, pero sin ejercer presión alguna.
  4. A continuación, pon tus manos sobre la columna vertebral, desde el cuello al sacro, a fin de aflojar la tensión muscular.
  5. Ahora, desliza los puños por los costados, empezando por el cuello y con movimientos ondulantes. Cuando llegues al hombro, repite la operación.
  6. Por último, pasa tus manos suavemente por el cuello, baja hasta los hombros y desde allí, sigues por los brazos hasta llegar a las manos. ¡Y listo!

Lo último en How To

Últimas noticias