Hogar

Cómo almacenar ollas y sartenes

Los estantes y armarios de la cocina son sin duda, el mejor lugar para almacenar ollas y sartenes, aunque debemos saber cómo colocarlas de forma correcta.

almacenar ollas y sartenes
Pasos para almacenar ollas y sartenes de forma correcta

A todos nos gusta poder tener una cocina no solo recogida, sino que además esté organizada de modo que al necesitar cualquier "cacharro" podamos cogerlo sin que se nos caiga nada más; un problema que suele ocurrir cuando se trata de las ollas así como de las sartenes. ¿Dónde y cómo debemos guardar estos utensilios de cocina? Veamos a continuación, una guía de pasos en la que te explicamos Cómo almacenar ollas y sartenes de forma fácil.

Las ollas y sartenes son quizás, de los utensilios más utilizados en la cocina, pero lo cierto es que pocas son las personas que saben cómo se almacenan correctamente. Mucha gente guarda todas las ollas juntas una dentro de la otra, en el interior de un armario, o dejan las sartenes también apiladas en un armario o incluso en el interior del horno, pero lo que no saben es que esta forma de almacenamiento no solo es mala a la hora de tener que coger una sartén o una olla que quizás está debajo del todo, sino que además es posible que del peso, nuestras sartenes y ollas acaben rayadas, con arañazos o golpes.

Pasos para almacenar ollas y sartenes

  1. Una de las claves para saber cómo almacenar ollas y sartenes de forma fácil y correcta es la de organizarlas de acuerdo con la finalidad y su uso. De este modo tienes que tener más a mano aquellas ollas y sartenes que utilices más para cocinar, dejándolas en un lugar de fácil acceso, ya sea en estantes o cajones.
  2. Las que son poco usadas, como por ejemplo, las sartenes y ollas demasiado grandes, las  puedes colocar detrás de las otras que se usan con frecuencia, abajo o en un lugar más alto.
  3. Otro método para almacenar ollas y sartenes es tenerlas colgadas (sobre todo las sartenes) en un soporte para este fin.  Si quieres, puedes colocar las ollas más bonitas, para hacer una especie de decoración en tu cocina y dar una apariencia agradable o de nuevo, apostar por aquellas que uses con mayor frecuencia.
  4. En el caso de tener un armario grande en el que colocar ollas y sartenes las puedes organizar s con las tapas y sin amontonar. Colocarlas esparcidas y de una manera fácil de retirar cuando las necesites. La ventaja de tener un buen espacio para guardar, es que las ollas y sartenes no corren el riesgo de rascarse, pues no se ponen en contacto una con la otra y también vas a saber siempre dónde está la tapa y cuál es la correcta.
  5. En el caso de tener armarios pequeños tendrás que echar mano del espacio del que dispongas. Deberás entonces colocar las ollas una dentro de la otra, pero colocadas ordenadamente por tamaño y sin las tapas.
  6. Coloca las sartenes y las ollas más pequeñas dentro de las más grandes, hasta que esté todo bien organizado. Si algunas ollas son del mismo tamaño y no caben dentro de otras, tendrás que hacer más de una pila, optimizando las más pequeñas dentro de las más grandes, hasta conseguir guardar todas.
  7. Precaución: Al colocar las sartenes o las ollas una dentro de la otra, prestar atención a que el material de cada utensilio no se desgaste o se arañe.

Cómo guardar las tapas de las ollas

  1. Después de haber visto cómo almacenar las ollas y sartenes, tenemos que hacer lo mismo con las tapas que usamos para cocinar. Para ello, por ejemplo, puedes utilizar ganchos de plástico y fijar con cinta doble cara resistente en la puerta de los armarios.
  2. Otra opción es comprar un escurridor de platos y usarlo como soporte para guardar las tapas. Coloca dentro del armario o de un cajón y organiza las tapas de pie en las separaciones, como si fueran platos.

Lo último en How To

Últimas noticias