Cómo hacer un repelente para gatos casero

repelente para gatos casero
Cómo hacer un repelente para gatos casero con remedios naturales
Comentar

Aunque en todo el mundo hay muchos amantes de los gatos, también hay quien no los quiere cerca. Puede ser por apatía, por miedo, por alergia… pero sin duda hay personas que los quieren evitar. ¿Quieres saber cómo hacer un repelente para gatos casero? Sigue leyendo y aprende a hacerlo.

Pasos para hacer un repelente para gatos casero

  1. Lavanda, romero y canela: las tres tienen aromas fuertes que sin duda ahuyentarán a cualquier gato. Prepara una mezcla con 3 cucharadas de cada especia por cada 3 tazas de agua hirviendo. Remueve bien e introduce la mezcla en un frasco que tenga tapa. Deja reposar toda la noche y después pásalo a una botella con spray colando con una malla y añadiendo 3/4 de taza de vinagre y 15 gotas de aceite esencial de naranja. Pulveriza en las zonas donde suele aparecer el gato.
  2. Limón y eucalipto: es una combinación refrescante para las personas pero un perfecto repelente para gatos casero, ya que para ellos es un olor desagradable. Mezcla en una botella con spray 1/4 de litro de agua, 20 gotas de aceite esencial de eucalipto y 10 gotas de aceite esencial de limón (puede ser la piel de un limón). Pulveriza en las zonas que suelen recibir visitas de gatos y dejarán de ir.
  3. Pimienta: normalmente los humanos estornudamos si olemos pimienta, por lo que los gatos lo harán mucho más ya que su olfato está más desarrollado. Pon a hervir una taza de agua y añade dos cucharadas de pimienta negra molida. Deja hervir 5 minutos y cuando se enfríe pásalo a una botella con spray para pulverizar en las zonas donde hay gatos. Es recomendable que sea en exteriores ya que el olor te hará llorar.
  4. Cáscaras de limón: otro buen repelente para gatos casero es cortar varias cáscaras de lima o limón y repartirlas por las macetas, el jardín y bajo las ventanas, lugares muy atractivos para los gatos.
  5. Romero: mete una ramita de romero en un vaso con agua y déjalo en las zonas exteriores del hogar, como el patio o el jardín.
  6. Café molido: coloca café molido que ya ha sido usado entre las plantas y por el suelo del jardín que suelen pisar los gatos.
  7. Cloro en polvo: esparce un buen puñado de cloro en polvo por el jardín. Es el mismo que se utiliza para el mantenimiento de piscinas.

¿Conoces algún otro repelente para gatos casero que sea realmente efectivo?

Últimas noticias