Televisión

‘Ven a cenar conmigo’: Bibiana Fernández sorprende con esta confesión sexual

Bibiana Fernández sorprende en 'Ven a cenar conmigo'

Ven a cenar conmigo
Bibiana Fernández hace esta confesión sexual
  • Lidia Fernández

La edición VIP de ‘Ven a cenar conmigo’ tiene como protagonistas esta semana a Víctor Sandoval, Dioni, Bibiana Fernández y Carmen Borrego. Para animar el confinamiento en el último programa del miércoles 26 de marzo, el encargado de la cena era el Dioni en su casa en Moratalaz.

El ex guardia jurado quiso hacer un menú inspirado en su vida. La sopa de marisco de entrante la llamó ‘Delicias de Brasil’, el solomillo de principal se llamó ‘Furgonazo’ y el sorbete de limón de postre ‘A la saca’. A pesar de la calidad de los platos, Víctor Sandoval le dió tres puntos y solo consiguió 18 puntos en total.

Sin embargo, la comida no fue lo más interesante de la noche. Bibiana Fernández fue recibida en la casa como una princesa en la casa de Dioni, encantada del trato: “Lo mejor que te puede pasar es que te reciban con cariño”.

Observando la decoración, Bibiana Fernández hizo una pregunta que cambiaría el curso de la cena: “¿Esas esposas son para decorar o porque te gusta que te amarren?”. Dioni se sorprendió con la pregunta pero Bibiana siguió con la confesión: “Yo también tengo. Soy una mujer que se expresa y tengo de todo. Puede haber un momento que te tapen los ojos, que te aten, atar… esas cosas…”

Dioni aseguró que esto era “una provocación” aunque a la actriz no le importó. Entonces, Carmen Borrego preguntó: “¿Y esto como se pone?”. Dioni ni corto ni perezoso, se probó una de las anillas en la muñeca y dijo entre bromas: “Ya verás como ahora no tenga la llave”.

Dioni tenía la llave pero no fue capaz de abrir las esposas. Ni siquiera la “experta” Bibiana Fernández fue capaz. Entre risas intentaba animar al anfitrión de la cena asegurando que era un buen “complemento” y que aseguró que le gustaba mucho “un hombre esposado”. Sin embargo, las esposas no salían y Dioni tuvo que pedir ayuda y seguir cocinando: “Voy a llamar a mi amigo pero no nos va a cortar la cena”.

Dioni siguió cocinando con la esposa colgando hasta que llegó un compañero policía y le ayudó. La cena se volvía surrealista cuando el invitado sorpresa decía que se necesitaba una radial para retirar la anilla del brazo. Los invitados en seguida se revolucionaron pero al final consiguieron que saliera con éxito y sin heridos.

Lo último en HappyFM

Últimas noticias