Los de Abascal piden la revisión general de las urnas

Vox sumó 10 diputados autonómicos en Valencia con el 4% escrutado pero la cifra no fluctuó en toda la noche

Vox ya ha pedido la revisión general de todas las urnas electorales de España. Lo ha hecho tras recibir infinidad de informes de sus apoderados y quejas de votantes de toda España alertando de prácticas extrañas en el recuento de los votos. Un ejemplo es Valencia. Allí, con dos escrutinios en paralelo, Vox obtuvo 10 escaños en los comicios regionales, una cifra que se dio con el 4% del escrutinio y que no fluctuó en toda la noche, ni hacia arriba ni hacia abajo.

Pese a que en Valencia los colegios electorales dilataron los recuentos hasta bien entrada la madrugada –debían hacer dos recuentos, para las generales y para las autonómicas– , lo cierto es que desde el primer momento Vox tuvo los mismo escaños en los comicios regionales: 10. Con el 4% -aproximadamente a la una de la mañana- la cifra no se movió en toda la madrugada, tal y como rebelan a OKDIARIO los responsables del partido en esta comunidad.

Los líderes de la formación de Santiago Abascal no entendían lo que ocurría. El resto de partidos fluctuaba en número de escaños a lo largo del recuento, tal y como ocurre siempre. Y así pasaba con todos salvo con uno: Vox. Porque la cifra de la formación verde no se movía ni hacia arriba ni hacia abajo. Y eso sucedía entrasen o no en el recuento áreas y zonas más nacionalistas o más españolistas, más de derechas o más de izquierdas, tal y como narran los líderes de la formación.

Tras esa alerta, llegaron avisos del resto. El recuento en esta comunidad de las elecciones generales ya había terminado. De forma muy rápida. Y, sin embargo, el escrutinio de los votos regionales no terminaba en algunas mesas hasta las 4 de la mañana. Los responsables del partido pidieron a sus apoderados que exigieran una explicación y la respuesta fue: "Problemas al cierre”. Y los apoderados no dejaron de remitir quejas “como que algunos responsables de mesa habrían los sobres con un lápiz a modo de abrecartas. Y al sacar el voto, algunas papeletas, por culpa precisamente del uso del lápiz, estaban marcadas, pasando a usarse ese argumento para declarar nulas las papeletas causalmente cuando se conocía que pertenecían a determinados partidos”.

Revisión general

El partido de Santiago Abascal ha reclamado a la Junta Electoral, como consecuencia de todo ello, el recuento manual de las elecciones autonómicas y generales en la Comunidad Valenciana. Lo ha hecho tras sumar a estas denuncias el hecho de que hayan aparecido 40.000 votos  considerados nulos en esta región.

Y, ante la aparición de quejas en otras partes de España, Vox ha decidido pedir, además, la revisión general de todas las urnas de España tras las recientes elecciones del 28-A, tal y como ha adelantado OKDIARIO.

Los servicios jurídicos de Vox ya han puesto manos a la obra para reclamar esta revisión y pedir, por lo tanto, un chequeo de las irregularidades que puedan esconderse en la actas de todas y cada una de las meses electorales de España empleadas en las pasadas elecciones generales que dieron el triunfo al PSOE y un total de 24 escaños a la formación de Santiago Abascal.

El paso regional ha sido el primero en esta dirección, tal y como anunciaron en su momento el líder provincial del partido en la Comunidad Valenciana, José María Llanos, y el cabeza de lista al Congreso por Valencia, Ignacio Gil Lázaro.

Tal y como explicaron ellos mismos, este porcentaje de voto nulo les resulta inusual y “demasiado” alto. Además, según detalló Llanos, existe constancia de que “muchas papeletas” de Vox aparecieron “dañadas” durante la jornada electoral en diferentes colegios valencianos.

En el caso nacional la petición de revisión general supone la exigencia de control de las actas, en primer lugar. Y, en base a las irregularidades que se puedan detectar, se podría pasar al chequeo manual de todos los votos, para confirmar que el recuento se ha trasladado de forma correcta a los documentos finales y que no existe sospecha alguna de manipulación.

Lo último en España