Vox promete cerrar las 15 mezquitas salafistas radicales de Barcelona

Ignacio Garriga
Ignacio Garriga, candidato de Vox por Barcelona. Foto: Europa Press

Vox está dispuesto a cerrar las mezquitas salafistas radicales que hay en España si llega al poder en los ayuntamientos. La presencia de este tipo de mezquitas es más que significativa en Cataluña y los programas municipales de Vox para esta comunidad incluirán este punto: en el caso concreto de Barcelona y el área metropolitana, Vox ya ha cuantificado un total de 15 mezquitas salafistas radicales que, si acceden al poder municipal tendrán los días contados.

Se trata de uno de los compromisos que adquirirá el congresista y candidato a la alcaldía de Barcelona por Vox, Ignacio Garriga. El candidato, además, se opone frontalmente a que “el Ramadán se promocione con dinero público” y denuncia que el Ayuntamiento de Barcelona “nos ha quitado la Navidad, la iluminación callejera tradicional y el pesebre con el nacimiento del Niño Jesús”, tal y como ha explicado el candidato a OKDIARIO.

Ante la decisión del Ayuntamiento de promocionar y publicitar el Ramadán, Vox quiere denunciar el despilfarro de dinero público y el hecho de que “se promueva de manera irresponsable la inmigración que nada tiene que ver con la cultura catalana y española”.

Ignacio Garriga se plantea, además, endurecer la normativa para cerrar las mezquitas fundamentalistas y salafistas, “ya que vulneran preceptos constitucionales y de seguridad. VOX propone la expulsión de los imanes que propaguen el integrismo, el menosprecio a la mujer, o la yihad; y la prohibición de erigir mezquitas promovidas por el Islam fundamentalista”.

“Los atentados de las Ramblas de Barcelona del 17 de agosto de 2017 ponen de manifiesto el alto riesgo que supone la amenaza del terrorismo yihadista para Barcelona y España”, explica Garriga. Y eso, según los responsables de Vox, necesita de reformas para evitar la propagación de la Yihad.

"Que Barcelona deje de acoger ilegales y yihadistas"

La propuesta de Vox es que Barcelona deje de ser una “Ciudad de Acogida” de la inmigración ilegal y de la corriente yihadista. El partido de Santiago Abascal denuncia al mismo tiempo que los sin papeles ilegales que se encuentran en proceso de ingresar en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de la Zona Franca, actualmente presentando una simple acreditación ante el juez, acceden a un permiso para eludir la reclusión y el Ayuntamiento les dota de servicios, subvenciones y programas municipales como la Tarjeta Solidaria Barcelona. “Es un claro menosprecio de Colau a los ciudadanos de Barcelona. La Ciudad de Acogida ha convertido a Barcelona en una de las ciudades más inseguras del sur de Europa”, explica Garriga.

En este sentido, Ignacio Garriga promete acabar con el efecto llamada desde el Ayuntamiento. “Pondremos ante la autoridad judicial cualquier inmigrante que haya entrado ilegalmente en Barcelona y se le incapacitará de por vida para incorporarse al padrón municipal y recibir cualquier tipo de ayuda de la administración”.

Vox apoya la inmigración legal, ordenada y vinculada al empleo. Una inmigración que garantiza el respeto a los derechos humanos y a la dignidad de las personas, tal y como establecen las obligaciones internacionales asumidas por España. Pero no la ilegal ni el descontrol del yihadismo, subraya el líder del partido en Barcelona.

Lo último en España