Comunidad Valenciana

Las tramas que vinculan a la Generalitat con negocios de Puig y su familia suman 2,5 millones

Ximo Puig
Ximo Puig, presidente de la Generalitat Valenciana

Dos millones y medio de euros. Es el montante económico que suman las dos tramas que vinculan a la Generalitat valenciana con los intereses particulares de su presidente, el socialista Ximo Puig, y su familia.

Acaba de arrancar la legislatura y la oposición política en las Cortes valencianas ya ha encontrado munición contra el presidente regional: Puig aprobó una quita millonaria para facilitar que el periódico al que subvenciona y del que es accionista pudiera ser adquirido por otro grupo editorial más potente.

Según consta en su declaración de bienes, Puig posee 177.886 euros (210 acciones, el 1,2% del total) en la mercantil Promociones y Ediciones Culturales, uno de los propietarios de ‘El Periódico del Mediterráneo’, el más importante de Castellón.

La mayor parte del diario, casi el 85%, era propiedad del Grupo Zeta pero ahora ha sido adquirido por Prensa Ibérica. Un conglomerado propietario de las grandes cabeceras en la Comunidad valenciana y el grupo mediático que más dinero público recibe en forma de publicidad institucional. El Instituto de Finanzas Valenciano (IVF), dependiente de la Generalitat, le condonó el 70% de la deuda, alrededor de 1,3 millones, en la única quita realizada hasta hoy por la entidad financiera.

Decreto retroactivo

El Consell que preside Puig aprobó un decreto con carácter retroactivo para que el IVF actuara como banca tradicional y pudiera perdonar la deuda. La retroactividad era imprescindible, según el PP, porque la quita al Grupo Zeta se negoció antes y la firma de la contrato con Prensa Ibérica quedó supeditada a que saliera adelante.

Pese a que toda esta operación afectaba a intereses directos de Puig, el presidente valenciano ni siquiera se abstuvo en la decisión de su Gobierno. Sin esa decisión, Prensa Ibérica no hubiera adquirido el periódico del que es accionista. "Un actuación estética y políticamente cuestionable", según el PP, que ha solicitado el expediente del decreto aprobado y acudirá a los tribunales si detecta que el proceder de Puig pudo ser constitutivo de delito.

Puig lleva como presidente regional desde mayo de 2015. En estos cuatro años ha obtenido unos beneficios de 11.000 euros por su participación en la propiedad de ‘El Periódico de Castellón’, al que regó con casi 600.000 euros en publicidad. Según el PP, 547.000 euros procedieron directamente del área de Presidencia.

"Hay interés en dañarme políticamente", se defiende Puig. "Todo el mundo sabía que esas acciones existían, que era una participación absolutamente limitada y que -asegura- no he participado en ningún consejo de administración ni en la Junta General".

Empresas del hermano

Esta trama se suma a la que, también desde 2015, vincula a la Generalitat con los negocios editoriales en los que participa Francisco Javier Puig, hermano del presidente valenciano. Es propietario de Mas Mut Produccions y Comunicacions dels Port, un emporio editorial que tiene como epicentro el municipio de Morella, la pequeña localidad (apenas 2.500 habitantes) limítrofe con Cataluña de la que fue alcalde el hoy presidente valenciano.

Las dos sociedades participadas, que arrastraban tres años de pérdidas hasta 2015, han incrementado sus ingresos en 686.000 euros desde que Ximo Puig es presidente, lo que supone un incremento del 290%.

El PP considera que esconden “una auténtica trama para conseguir fondos públicos mediante gastos cruzados, alquileres fraudulentos y nóminas de una gran familia”.

La Agencia Antifraude sorprendió hace unas semanas a siete productoras valencianas, entre las que se encontraba Mas Mut, pactando precios para repartirse parte de un concurso de servicio de imágenes para À Punt, la televisión pública autonómica, por un valor total de 323.000 euros.

Lo último en España