Independentismo en Cataluña

Torra proclama sus consignas ante un público entregado y dispuesto a todo por su ‘ídolo’

El presidente de la Generalitat Quim Torra desde el escenario de su discurso de Barcelona
El presidente de la Generalitat Quim Torra desde el escenario de su discurso de Barcelona

Como una estrella del rock, con más de dos minutos de aplausos intensos, el presidente de la Generalitat Quim Torra ha entrado a la sala grande del Teatre Nacional de Cataluña dispuesto a actuar con su único hit en el mercado que sabe va a ilusionar a los suyos. Abogando por ser “Nuestro momento”, sin especificar de quién, de qué ni para qué, el presidente catalán ha dicho dirigirse al Gobierno, a los ciudadanos del Estado y los catalanes, aunque no tenía nada que ofertar, como había dejado entrever en las últimas horas. “Diálogo y negociación”, ha dicho, pero después de pedir a los suyos que salgan a la calle en una movilización permanente y que desacaten la sentencia del Tribunal Supremo.

Con un rostro de persona fatigada que como repite a diario “no soy yo quién debería estar aquí, si no Carles Puigdemont”, Torra se ha puesto a recitar un discurso de diecinueve páginas que le han dejado escrito los presos políticos y Puigdemont, con quién se ha reunido para redactar la conferencia de hoy. Convocada como Presidente, pagada por la Generalitat pero con un gran lazo amarillo presidiendo el escenario y con un público muy seleccionado, Torra ha actuado más como activista por la independencia o dirigente de los CDR que como presidente de todos los catalanes, si alguna vez ha actuado como tal.

Entre el público hoy, todos sus consejeros, diputados independentistas y muchos VIP’s. Los directores de los principales medios de comunicación, como el de TV3 Vicent Sanchís y el de Catalunya Radio Saül Gordillo así como los de medios privados, personalidades del mundo separatista como la periodista Pilar Rahola o el economista Xavier Sala Martín o empresarios comprometidos con la causa y que ya han empezado a pasar por caja para mantener el Consejo de la República de Waterloo, que en los próximos días se pondrá en marcha. Además, Torra también ha invitado a los lideres de las entidades independentistas y de la sociedad civil, siempre por eso de los que no le llevan la contraria.

Más allá del lazo amarillo que presidía el escenario, Torra y los asistentes habían guardado las formas hasta que al final de la conferencia, se han levantado de su sillón al grito de “libertad” después de cantar Els Segadors.

Últimas noticias