La televisión pública vasca pone en duda que se tenga que juzgar a ETA porque «ya no existe»

La cadena autonómica vasca ETB2 aprovechó este lunes la noticia del juicio a 47 personas que confesaron haber pertenecido a ETA para poner en duda que se tenga que juzgar a los terroristas vascos. Por boca del presentador del informativo de la noche, la autonómica se tomó la libertad de juzgar a la Justicia española por perseguir a ETA y sus colaboradores.

A las nueva de la noche de este lunes, como todos los días, arrancaba el ‘teleberri’ de ETB2 y su presentador, Xavier García Ramsden, comenzaba el programa así: "¿Qué tal? ¡Muy buenas noches! Un juicio contra ETA, cuando ETA ya no existe. Decenas de miles de personas han dejado claro que no tiene sentido, entre ellas también algunos rostros conocidos de la política, el sindicalismo o la sociedad civil".

Lejos de informar con rigor y objetividad, el telediario vasco decidió arrancar su edición nocturna dando por hecho que no tiene sentido un juicio a la banda terrorista ETA, que durante casi 50 años sembró el terror en el País Vasco con cientos de atentados y ataques en los que asesinaron a al menos 826 personas.

Juicio al frente de makos

Los 47 acusados de integrar el frente de makos de ETA han pactado con la Fiscalía y las acusaciones populares de AVT y Dignidad y Justicia penas de dos años o un año y medio de cárcel al reconocer su participación activa en organización terrorista.

Tras admitir el delito se les aplica la atenuante de confesión tardía, con lo que evitan su ingreso en prisión y tan sólo estarán un año en libertad vigilada.

Entre los condenados se encuentran la abogada Arantza Zulueta, la concejal de Bildu Amaia Izco y el ex senador de ese partido Iñaki Goioga.

A Zulueta y el abogado Jon Enperantza, considerados los responsables del órgano KT, coordinador del conocido como frente de makos o de cárceles de la banda terrorista, se les condena a 3 años y medio y 2 años y 7 meses de cárcel, respectivamente, pero no ingresarán en la cárcel al descontarse los años que estuvieron en prisión preventiva tras ser detenidos en enero de 2014 por estos hechos en la llamada Operación Jaque.

Ambos se enfrentaban a una petición de la Fiscalía de 14 años de cárcel por participación activa en organización terrorista en grado de dirigente.
En cuanto a las penas de inhabilitación para cargo o empleo público, que en la petición del fiscal oscilaban entre 10 y 15 años, los acusados se han conformado con penas de 3 años, 3 años y medio y en el caso de Zulueta y Enparantza con 5 y 4 años, respectivamente, de inhabilitación absoluta.

Lo último en España

Últimas noticias