Gasto militar

Sánchez iguala el récord de gasto militar de Aznar para contentar a Trump

Sánchez alcanza los 13.000 euros en armamento en un solo año de Gobierno

El Gobierno firma el contrato de las fragatas F-110 en campaña para ganarse a 7.000 trabajadores

Pedro Sánchez
Donald Trump y Pedro Sánchez, en una cumbre de la OTAN en julio de 2018 (Foto: Moncloa)

Pedro Sánchez ya ha alcanzado el récord de gasto militar que batió en 1997 el ex presidente José María Aznar con su plan para modernizar las Fuerzas Armadas. Los aproximadamente 13.000 millones de euros que ha consignado el Ejecutivo socialista le acercan a la inversión del 2% del PIB que Donald Trump reclama insistentemente a sus socios de la OTAN.

Con la firma en el Consejo de Ministros del pasado viernes del contrato para la fabricación y compra de 348 blindados de ocho ruedas, el Gobierno de Sánchez iguala el récord de gasto militar de José María Aznar.

Este contrato suma otros 2.083 millones de euros a la factura que el Ejecutivo socialista, ahora mismo en funciones, ha ido engordando en su año y un mes de mandato. En total roza los 13.000 millones, lo mismo que costó el ambicioso plan que puso en marcha en 1997 Aznar para modernizar las Fuerzas Armadas.

La factura de Sánchez

En abril, a falta de días para las elecciones generales, el Gobierno firmó con Navantia la construcción de cinco fragatas F-110. Un programa de trece años que supondrá un coste para el Estado de 4.325 millones de euros.

En el Ejército del Aire se ha planificado la compra de 70 cazas Eurofighter modernizados con los que poder ‘jubilar’ buena parte de la flota de F-18. Algunos ya vetustos, como los que operan desde la base canaria de Gando. En total, algo más de 1.000 millones.

En este año de mandato socialista se han desatascado otros contratos militares de gran calado económico como por ejemplo el aumento del techo de gasto del submarino S-80. Los problemas en el diseño del sumergible han provocado retrasos, pero sobre todo sobrecostes. En total, Sánchez ha autorizado elevar en 1.772 euros el coste del proyecto.

A ello se le suman algo más de 3.600 millones de euros que se repartirá el contrato de modernización de helicópteros de transporte Chinook, la puesta en órbita de un nuevo ciclo de dos satélites espía militares o un pedido de refuerzo de 23 helicópteros NH-90. Y otros contratos de menor cuantía que acaban redondeando la cifra a los 13.000 millones de euros.

Contentar a Trump

El Gobierno de Sánchez se acerca así, con este despliegue de inversiones, al nivel de gasto que Donald Trump viene reclamando a España y otros socios de la OTAN. La Casa Blanca lleva años exigiendo que cada miembro de la Alianza invierta al menos un 2% del PIB en gasto militar. Pero desde la llegada de Trump al poder la exigencia se ha convertido en rapapolvo.

Sánchez se enfrentó a Trump en este aspecto durante la cumbre de la OTAN de julio de 2018. Trump se descolgó insinuando que estaba pensando elevar esa cifra hasta el 4%, y la bronca finalmente surtió efecto: Sánchez asumió que España debería subir su gasto militar al 2 por ciento en el horizonte de 2024.

España no lo tiene fácil para llegar a esa cifra, teniendo en cuenta que es uno de los países de la OTAN que menos PIB dedica al gasto militar, al nivel de Luxemburgo o Eslovenia. Un concepto que engloba mucho más que el mero presupuesto del Ministerio de Defensa. Actualmente se gasta un 0,92% según la OTAN, y un 1,3 según el Banco Mundial.

Con el aumento del presupuesto de Defensa en 2019, que ha alcanzado un 1,6 por ciento, y los 13.000 millones de euros consignados por Sánchez para armamento en los próximos años, la meta del dos por ciento está cada vez más cerca. Y con ello, la satisfacción de Donald Trump.

Lo último en España

Últimas noticias