Crisis Coronavirus

Sánchez exige unidad a Torra y Urkullu ante el estado de alarma: «El virus no distingue de territorios»

Pide a los presidentes de Cataluña y País Vasco "dar una respuesta conjunta a la altura del Estado que somos"

Torra tras hablar con Urkullu: "No podemos aceptar que el Gobierno español confisque nuestras competencias"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha exigido «unidad» al jefe de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, y al lehendakari, Íñigo Urkullu, para que no boicoteen el decreto del estado de alarma aprobado este sábado por el Consejo de Ministros, el cual deja en manos de los ministros de Interior y Sanidad las competencias transferidas en estos ámbitos.

«El virus no distingue de territorios, ni de ideologías, ni de colores políticos», ha remarcado Sánchez en rueda de prensa después de un tenso Consejo Extraordinario de siete horas de duración. Y es que mientras se celebraba el mismo el propio Torra ha lanzado este mensaje en las redes sociales tras hablar con Urkullu: «Coincidimos en que no podemos aceptar que el Gobierno español confisque nuestras competencias en salud, seguridad y transporte».

«Necesitamos apoyo, no recentralización», ha afirmado Torra en un apunte en Twitter tras conocerse que los ministros de Defensa, Interior, Transportes y Sanidad tendrán competencias para actuar y dictar órdenes bajo la dirección del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante el tiempo que se prolongue el estado de alarma. El jefe del Ejecutivo socialista y estos ministros —ninguno de Podemos— formarán la «Autoridad Competente».

Sánchez ha apuntado en su comparecencia en Moncloa que este domingo mantendrá una conexión telemática con todos los presidentes autonómicos y a ellos les pedirá «dar una respuesta conjunta a la altura del Estado que somos». «Como presidente, les trasladaré todas las medias y escucharé sus sugerencias», ha remarcado el jefe del Ejecutivo, instando a la «coordinación, la cooperación y la colaboración».

«El virus no distingue de territorios, ni de ideologías, ni de colores políticos. Coordinarnos es una obligación. Es importante no equivocarnos ,porque estamos ante es un enemigo de todos y todos debemos combatirlos unidos», ha enfatizado Sánchez.

Excepciones

En lo referente a las medidas restrictivas del decreto, Sánchez ha confirmado que el Gobierno limita la libre circulación de los ciudadanos en toda España, salvo en determinados supuestos, entre los que se encuentra la adquisición de alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad.

De igual modo, se permite salir a la calle para asistir a centros sanitarios, para desplazarse al lugar de trabajo para efectuar su prestación laboral, profesional o empresarial, o para volver al lugar de residencia habitual. También para sacar al perro y para ir a la peluquería y la tintorería.

También se permite salir para la asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerable, para acudir a entidades financieras y compañías de seguros, «por causa de fuerza mayor o situación de necesidad», o para «cualquier otra actividad de análoga naturaleza debidamente justificada.

Los comercios también permanecerán cerrados, salvo las farmacias, ópticas, establecimientos médicos, de ortopedia, quioscos de prensa, combustibles, estancos, equipos tecnológicos y de telecomunicaciones, veterinarios, tintorerías, lavanderías, peluquerías, y comercio por internet, telefónico o por correspondencia.

Así mismo, el Gobierno limita la circulación de «vehículos particulares» por las vías de uso público, pero permite este tipo de desplazamientos para la realización de las actividades anteriormente mencionadas, o para el repostaje en gasolineras o estaciones de servicio.

Además, el Gobierno señala que incluso en los desplazamientos permitidos, los ciudadanos deberán respetar «las recomendaciones y obligaciones dictadas por las autoridades sanitarias», guardando la debida distancia.

Carreteras

En este real decreto también se otorga al ministro del Interior la capacidad de «acordar el cierre a la circulación de carreteras o tramos de ellas por razones de salud pública, seguridad o fluidez del tráfico o la restricción en ellas del acceso de determinados vehículos por los mismos motivos».

«Cuando las medidas a las que se refieren los párrafos anteriores se adopten de oficio se informará previamente a las Administraciones autonómicas que ejercen competencias de ejecución de la legislación del Estado en materia de tráfico, circulación de vehículos y seguridad vial», añade.

También se afirma que las autoridades estatales, autonómicas y locales competentes en materia de tráfico, circulación de vehículos y seguridad vial «garantizarán la divulgación entre la población de las medidas que puedan afectar al tráfico rodado». En los transportes urbanos, seguirá el 100% de los servicios, mientras que los de media distancia se reducirán un 50%.

El Ejército, «preparado»

Sánchez también ha explicado que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, asumirá el mando de todas las Policías autonómicas y locales, incluidos por supuesto los Mossos d’Esquadra y la Ertzaintza, y ha indicado que el Ejército está «preparado» para intervenir allí donde se le requiera, realizando tareas de vigilancia, policía o transporte.

Por su parte, el titular de Sanidad, Salvador Illa, también tendrá a su disposición todos los recursos humanos y materiales tanto de la sanidad pública como privada y podrá ordenar a los fabricantes material sanitario como mascarillas o tests para evitar así desabastecimientos. En el resto de competencias, las comunidades autónomas mantendrán su gestión ordinaria. Además, el jefe del Ejecutivo ha precisado que expondrá este real decreto al Congreso de los Diputados en los próximos días.

Lo último en España

Últimas noticias