VIAJE A RABAT

Sánchez esconde la foto del almuerzo oficial en el palacio de Mohamed VI al que no fue el rey marroquí

A diferencia de hace un año, por eso, hoy Mohamed VI sí ha recibido en audiencia a Sánchez

Mohamed VI Sánchez
Sánchez en el almuerzo con la foto del rey Mohamed VI detrás.
Joan Guirado

Mohamed VI invitó a Pedro Sánchez a almorzar a su residencia oficial, en el Palacio de Invitados del Palacio Real de Rabat, antes del encuentro que mantuvieron ambos este miércoles en Rabat. Pese a ser el anfitrión de dicho almuerzo, el rey Mohamed VI se ausentó de la comida. Su presencia se redujo únicamente a un retrato con la imagen del monarca, situado detrás del presidente del Gobierno. Moncloa ha escondido esas imágenes en el material que ha remitido a la prensa, ya que no ha permitido la entrada de cámaras a los encuentros. Todo se ha servido desde el Ejecutivo.

En la imagen del ágape se observa una gran mesa redonda en la que se sientan Pedro Sánchez, el primer ministro marroquí, Aziz Ajanuch, además de los jefes de la diplomacia de ambos países, Naser Burita (Marruecos) y José Manuel Albares (España). El resto de comensales fueron miembros de los gabinetes de los dos gobiernos, así como también de la Embajada española en Rabat.

El almuerzo se celebró tras la reunión que Sánchez y Ajanuch mantuvieron para abordar cuestiones de interés para ambos países y antes del encuentro con Mohamed VI. De hecho, la duración de la comida, que según fuentes gubernamentales presentes en Rabat «se alargó más de lo previsto», obligó a retrasar el inicio del encuentro entre el presidente y el monarca alauí. De ahí, que toda la agenda oficial de la tarde, tanto la reunión como la comparecencia ante la prensa, haya sufrido un retraso de más de una hora. y media.

El viaje de Pedro Sánchez a Marruecos, tras la llamada este lunes de Mohamed VI a La Moncloa, se ha organizado con mucha urgencia. Lo que demuestra una vez más la sumisión del presidente español ante las autoridades del país vecino. El desplazamiento se ha organizado en menos de 48 horas y ha obligado al ministro Albares a cancelar un viaje que tenía previsto a Brasil para acompañar al jefe del Ejecutivo.

Aunque hace más de un año que el rey Mohamed VI le prometió a Sánchez que se verían, tras darle plantón durante la reunión de alto nivel entre ambos países que se celebró hace justo un año en Rabat, la Casa Real marroquí no tenía prisa alguna para agendar la cita. Hasta finales de la semana pasada. Una llamada de Rabat a Madrid lo precipitó todo. Esta vez sí, Mohamed VI tenía interés en ver a Pedro Sánchez.

Hasta que el presidente aterrizó en Rabat, minutos antes de las doce del mediodía, ni Moncloa ni la realeza alauí confirmaron que se iba a producir este encuentro. Fuentes gubernamentales, cuando comunicaron por sorpresa el viaje este martes al mediodía, hablaban únicamente de una cita con el primer ministro Aziz Ajanuch. Conscientes de que con Mohamed VI todo se puede torcer en el último minuto.

El rey de Marruecos, por eso, necesitaba escenificar una buena complicidad con Sánchez para que otros mandatarios europeos, como Emmanuel Macron, den el paso definitivo en el reconocimiento del Sáhara. Tal como avanzó este miércoles OKDIARIO. El reino de Marruecos ha utilizado el cambio de posición español para avanzar hacia el reconocimiento de otros estados respecto a la marroquinidad saharaui.

En total, Pedro Sánchez ha estado en Rabat poco más de cuatro horas. El tiempo justo y necesario para reunirse con Ajanuch y con Mohamed VI. Lo ha hecho acompañado del ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, y con muchos temas en la relación bilateral entre ambos países que al término de las dos reuniones no han quedado resueltos. Aun así, fuentes del Gobierno celebran «la buena relación» que hay entre España y Marruecos. El propio presidente, en la rueda de prensa posterior al encuentro, ha puesto de relieve «la buena cooperación» entre los dos países.

La de este miércoles es la tercera recepción real de Mohamed VI a Pedro Sánchez. Dos años después de la última visita, coincidiendo con el cambio de postura del Gobierno respecto al reconocimiento del Sáhara, y 365 días más tarde de que el monarca diera plantón a Sánchez durante la celebración de la reunión de alto nivel a la que acudió en Rabat. En febrero del 2023, cuando se celebró la RAN en la capital marroquí, Mohamed VI justificó su plantón a Sánchez al encontrarse fuera del país. En concreto, el monarca estaba en París, dónde pasa más de la mitad del año.

Lo último en España

Últimas noticias