Reunión en Moncloa

Sánchez se entiende con el racista Torra: "Ahora toca recorrer juntos el camino"

Pedro Sánchez Quim Torra
Pedro Sánchez con Quim Torra en La Moncloa. (Foto: EFE)

El pasado 21 de mayo, días antes de la moción de censura que terminó invistiéndole presidente del Gobierno, Pedro Sánchez se refirió al presidente de la Generalitat, Quim Torra, como un racista. El Le Pen de la política española, dijo de él. Hoy, después de recibirlo en La Moncloa, Sánchez está dispuesto a recorrer "juntos el camino".

Se ha presentado Torra en La Moncloa con un provocador lazo amarillo de apoyo a los golpistas en la solapa de su chaqueta. Un gesto que no ha sido obstáculo para una reunión de la que, tanto Moncloa como Sánchez, han expresado sus satisfacción con sendos tuits escritos en catalán.

"Más de dos horas de reunión, cordial y correcta, entre los dos presidentes. Este es un primer paso. Ahora toca recorrer juntos el camino" ha escrito la cuenta de La Moncloa en la red social de Twitter.

Sánchez, que lleva 37 días como presidente sin someterse a una rueda de prensa en España, ha resumido el contenido de la reunión con Torra en el siguiente tuit: "Una crisis política requiere una solución política. Esta reunión es un punto de arrancada constructivo para la normalización de las relaciones".

José María Aznar reconocía hace años que hablaba el catalán "en la intimidad". Eran momentos en los que necesitaba apuntalar su primer mandato con el apoyo del nacionalismo liderado por Jordi Pujol.

No sabemos si Sánchez habla catalán en la intimidad, pero sí de que es capaz de escribirlo (o, al menos, de que se lo escriban) para seguir la tradicional estrategia política de los partidos nacionales empeñados en seducir al nacionalismo.

Negociaciones de "tú a tú"

La reunión se ha cerrado con dos grandes acuerdos. En primer lugar, Sánchez y Torra han decidido convocar la reunión bilateral Estado-Generalitat en el marco de lo que la vicepresidenta, Carmen Calvo, ha denominado como "normalización de relaciones entre las dos administraciones". "Una reunión de gobierno a gobierno", según ha explicado Torra después.

Asimismo, el jefe del Ejecutivo se ha comprometido con Torra a levantar los "vetos" que el Gobierno tiene interpuestos ante el Tribunal Constitucional (TC) contra algunas leyes catalanas por decisión del entonces jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy.

Según Calvo, encargada de valorar ante la prensa el encuentro entre ambos dirigentes, el Gobierno está dispuesto a retirar los recursos e impugnaciones ante el TC contra leyes catalanas relativas a pobreza energética o cambio climático, todo ello dentro de su propósito de normalización de las relaciones entre el Gobierno y la Generalitat.

Torra ha asegurado que hacía muchos años que un presidente de la Generalitat no podía "hablar de todo" con un presidente del Gobierno de España.

Últimas noticias