Elecciones generales 2019

Revientan los cristales de la sede central de Vox en Madrid en el enésimo ataque contra el partido

El aspecto con el que ha quedado la sede se puede comprobar en el vídeo que hoy publica en exclusiva OKDIARIO.

La sede central de Vox en Madrid ha sido atacada esta madrugada. A tan solo cuatro días de la cita con las urnas más decisiva para España, la sede del madrileño barrio de Chamberí donde se aloja a los principales cuadros directivos del partido Vox, incluido a Santiago Abascal, ha sufrido un ataque que ha reventado sus cristales de la fachada principal.

La sede cuenta con una serie de barras en su fachada que han impedido el acceso o la realización de mayores destrozos dentro de las instalaciones. Pero el aspecto con el que ha quedado la sede se puede comprobar en el vídeo que hoy publica en exclusiva OKDIARIO.

Fuentes de Vox con las que ha contactado este diario han afirmado que siguen en estos momentos analizando lo ocurrido y que tienen aún que realizar una evaluación de todos los daños ocasionados por el ataque.

Se trata del enésimo ataque sufrido en los actos o instalaciones de la formación que lidera Santiago Abascal. A lo largo de la precampaña o de la campaña electoral esta formación ha recibido insultos y amenazas a la vez que ataques directos de la ‘kale borroka’ en San Sebastián y Bilbao.

Militantes de Vox han sido insultados y agredidos e incluso algunos de sus dirigentes han recibido ataques directos.

La ola de ataques contra Vox comenzó de forma más reiterativa y grave después de que consiguieran 12 diputados tras las elecciones andaluzas y el partido de Pablo Iglesias, Podemos, llamara públicamente a lo que el propio líder morado denominó como una “alerta antifascista”. A partir de ese momento las convocatorias de actos, mítines o concentraciones de Vox  fueron acosadas de forma reiterada en las calles llegándose a sufrir incluso un ‘rodea el Parlamento’ en torno a la sede del legislativo andaluz en el momento en el que se iba a sellar la investidura del gobierno regional que propició el acuerdo de Vox.

Desde entonces los ataques no han cesado registrándose tanto en Aragón como en País Vasco, Galicia, Cataluña, como en Valencia, o como ahora, sólo por citar otro ejemplo, en la sede principal del partido en Madrid.

Últimas noticias