ELECCIONES GALICIA / PAÍS VASCO 2020

Espinar se ceba con Iglesias: «Sectarismo, agresividad y expulsión sistemática de la disidencia»

Ramón Espinar
Ramón Espinar y Pablo Iglesias.

Ramón Espinar, ex dirigente de Podemos en la Comunidad de Madrid, ha arremetido de nuevo duramente contra Pablo Iglesias, vicepresidente segundo del Gobierno y líder de la formación morada, tras el batacazo electoral podemita en las elecciones autonómicas vascas y gallegas del pasado domingo.

«Endogamia, incapacidad para llegar a acuerdos, sectarismo, agresividad indiscriminada con los medios, expulsión sistemática de la disidencia y el talento, burocratización que impide desarrollar iniciativas locales, autoritarismo… La autocrítica es fácil de hacer», ha señalado el que fuese secretario autonómico de Podemos en un mensaje colgado en su perfil de Twitter.

Este tuit de Ramón Espinar es una respuesta directa a otro que colgó Pablo Iglesias poco después de conocerse los resultados electorales del 12-J en Galicia y País Vasco, donde Podemos ha desaparecido o se ha convertido en una fuerza parlamentaria irrelevante. «Nos toca hacer una profunda autocrítica y aprender de los errores que sin duda hemos cometido», escribió el líder podemita en un mensaje.

«Nuestro espacio político ha sufrido hoy una derrota sin paliativos. Perdemos buena parte de nuestra representación en el Parlamento Vasco y quedamos fuera del Parlamento de Galicia», añadió Iglesias.

«El batacazo es por la dirección»

Ramón Espinar dimitió de todos sus cargos en Podemos en enero del año pasado debido a sus discrepancias con la dirección del partido morado personificada en Pablo Iglesias. Fue secretario general de Podemos en la Comunidad de Madrid, diputado en la Asamblea de Madrid y senador. A pesar de ello, él mismo aseguró que seguiría militando en la formación morada.

Podemos perdió su representación parlamentaria en Galicia y se desplomó en el País Vasco, pasando de 11 escaños a tan sólo 6. Este batacazo electoral lo aprovechó Ramón Espinar para arremeter contra Pablo Iglesias y dejar en evidencia por qué abandonó todos sus cargos en el partido podemita.

«No se puede seguir eternamente echando la culpa de los fracasos a quien se marchó, rompió o echaron. Esta noche el batacazo hay que apuntárselo a una dirección de partido que ha querido controlarlo todo a costa de convertir Podemos en un solar sin nadie que les moleste», aseguró en otro tuit que escribió después de conocerse los resultados electorales.

El ex dirigente podemita acusó a la dirección personificada en Iglesias de «teledirigir la campaña desde Madrid». Para Espinar, esto «transmite que no hay proyecto más allá del reparto de poder». «Y porque no se puede hablar de plurinacionalidad y dirigir una campaña en Galicia y Euskadi desde Madrid», añadió.

«Esto no se puede ocultar»

El que fuese también senador de Podemos afirmó también que la entrada de Pablo Iglesias y de sus afines en el Gobierno de Pedro Sánchez «no puede ocultar eternamente la tendencia, los batacazos». «El espacio del cambio, roto en varios pedazos, camina a la intrascendencia electoral después de haber contribuido a cambiar sociológicamente este país. Qué noche tan triste. Qué rabia», aseguró.

Por último, Ramón Espinar eximió de toda culpa de los batacazos electorales a los candidatos que se presentaron por Podemos a las elecciones del 12-J: Antón Gómez-Reino en Galicia y Miren Gorrotxategi en País Vasco. «Vaya bofetada de Podemos en Euskadi y Galicia. No se puede echar la culpa más a la militancia ni a Antón Gómez Reino ni a Miren Gorrotxategi. Es una tendencia asentadísima: cuanto más poder interno acapara la actual dirección, más desastrosos son los resultados», señaló en otro de los tuits que publicó.

Lo último en España

Últimas noticias